Adiviná qué día asume Lucas Ghi la Intendencia de Morón

Adiviná qué día asume

Adiviná qué día asume Lucas Ghi la Intendencia de Morón. Lucas Ghi asumirá exactamente 20 años después de que asumiera el cargo Martín Sabbatella y fuera elegido dos veces más intendente de Morón.

Adiviná qué día asume Lucas Ghi la Intendencia de Morón. Martín Sabbatella asumió por primera vez como intendente a los 29 años y fue un viernes 10 de diciembre de 1999 a las 18.00 horas.

Lucas Ghi asumirá 20 años después el mismo cargo electivo pero será un martes 10 de diciembre de 2019.

Ese día Anticipos cubrió la asunción que primero se realizó en el Concejo Deliberante y después pasó al Salón Mariano Moreno. Ahí juraron los nuevos funcionarios. Y luego Sabbatella salió al mismo balcón que había sido utilizado por César Albistur Villegas entre 1948 y 1954 para hablar a sus seguidores.

Para entender el texto, hay que ubicarse en la época. Martín Sabbatella sucedía a Guillermo Crespo como intendente, pero cambiaba el signo político de Morón. Del peronismo que tuvo a Juan Carlos Rousselot como jefe político dominante, pasaba a la Alianza Morón.

Dentro de la Alianza Morón, Martín Sabbatella provenía del Fre.Pa.So. (Frente País Solidario). Había ganado las internas de su espacio y después las internas contra la UCR para ocupar el cargo de candidato a intendente.

Cuando ganó las elecciones Martín Sabbatella, Carlos “Meta Bala” Ruckauf ganó la Provincia de Buenos Aires y Fernando de La Rúa la Nación.

Adiviná qué día asume Lucas Ghi la Intendencia de Morón

La nota de Anticipos de ese día, 10 de diciembre de 1999, que acá digitalizamos de manera textual y escribió Andrés Llinares, narró en ese contexto:

“Cuando el último viernes (10) a las 18:00, Martín Sabbatella ingresó al recinto del Concejo Deliberante se suponía que, luego de las formalidades, anunciaría su plan de gobierno. Pero no. Antes arrojó un diagnóstico poco alentador del municipio que recibe y que escuchó, sin pestañear, el intendente saliente Guillermo Crespo”.

“La herencia fiscal que recibimos es de una gravedad insoslayable, pero más grave aún es la sospecha que abriga cada habitante de Morón respecto del desempeño de su gobierno local”, fue la frase más fuerte que utilizó Sabbatella para descalificar el los años de gobierno justicialista.

Ello no evitó él agradecimiento “a los integrantes del Partido Justicialista, como al resto de las fuerzas políticas, por haber constituido un digno y respetuoso adversario”.

Sabbatella reconoció que es un “habitante provisorio del poder que emana de la gente” para agregar que es justamente esa misma gente la que “exige y nos advierte que es imposible administrar la cosa pública con despreocupación y cinismo.”

Por ello, la principal preocupación del jefe comunal es reconstruir un estado capaz de “regular a las fuerzas del mercado” ya que “resultan incapaces de asegurar equidad y justicia”.

En relación a lo estrictamente local, delineó su política bajo tres puntos: “la satisfacción de los usuarios, la calidad de los servicios y la promoción del control público”.

Y entonces reveló sus tres desafíos: a) “La necesidad de adaptarse a una base económica local” (N. de R.: dicho de otro modo: no gastar más de lo que se recauda); b) “Ofrecer una infraestructura para servir no sólo a la población residente” sino en función una ciudad que “tiene cierta centralidad”; y por último c) “Garantizar la calidad de vida en sentido universal, por ejemplo la seguridad ciudadana o la conservación ambiental y promover la integración socio-cultural.”

Y volvió a la carga contra las administraciones justicialistas al señalar que “no ha existido en nuestro Municipio un proyecto de ciudad ni una estrategia para su desarrollo” y por eso el distrito “fue considerado por la opinión pública como un emblema de la corrupción, las excepciones y las especulaciones.”

De allí su insistencia en el “desarrollo estratégico de un proyecto de ciudad” ante: a) “Redes vehiculares saturadas”; b) “Desconexión entre las zonas norte y sur en Castelar y Morón”; c) “Nuevas fracturas producidas por el Acceso Oeste”; d) “Tránsito peligroso y desordenado en el Area Central Morón; e) “Grandes equipamientos en desuso: galpones y fábricas”; y f) “Incompleta infraestructura de servicios e insuficiente equipamiento social.”

Para el flamante intendente la solución pasa por “consolidar y potenciar el Area Central Morón”, hacer “del Código de Ordenamiento Urbano un instrumento de promoción de la ciudad” y mejorar “la conectividad entre centros y subcentros urbanos.”

También prometió fuerte ayuda a los emprendimientos del “Tercer Sector”, la convocatoria a la participación social, una comunicación permanente con los vecinos, el fortalecimiento de la estructura educativa y el salto a un modelo de salud basado en la prevención y la protección.

Pero de todos los puntos, parece que el futuro diseño se apartará, y mucho, de la estrategia provincial ya que reveló que buscará “una autonomía municipal.”

Para ello, anunció, será necesaria la “autonomía fiscal” ya que “una administración local que no puede costear sus gastos más elementales está incapacitada para ejercer con plenitud su autonomía.”

Y llegó el remate: “Hay que terminar con le Morón de los negocios y dar el impulso al nacimiento de un Morón de todos y para todos.”

Luego vendría la jura de los Secretarios (N. de R.: la relación que existe entre un intendente y un secretario es similar a la que existe entre un ministro y el Presidente) en un salón Mariano Moreno repleto de familiares, dirigentes y militantes y el discurso en el balcón a los 500 manifestantes que los esperaban en la Plaza.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí