El-Pájaro-Cantero
- Anuncio -

Hace 10 años, durante la madrugada del domingo 26 de mayo de 2013, un grupo de sicarios mató a Claudio «El Pájaro» Cantero, líder de la poderosa y sanguinaria banda narco de Los Monos. Fue ultimado a traición en la puerta de uno de sus boliches preferidos en Villa Gobernador Gálvez.

¿Quiénes son Los Monos? Así comenzó una saga inimaginable de venganzas. Desde el crimen de Claudio «El Pájaro» Cantero en Rosario murieron 3.000 personas bajo las balas narco. Inteligente, feroz, ambicioso y conciliador, con 29 años, Claudio «El Pájaro» Cantero fue juntando historias que cimentaron su leyenda.

Sin embargo, en la madrugada del domingo 26 de mayo de 2013 Claudio Ariel «El Pájaro» Cantero, líder indiscutido de la banda de Los Monos, a las 5.30 de la madrugada llegó en su Peugeot RCZ gris descapotable hasta el boliche de Diego «Tarta» Demarre Infinity Night, en Villa Gobernador Gálvez, junto a sus tres mejores amigos todos pasados de copas. Bajaron del auto Cantero y el Lisandro «Tano» Mena y ambos se pusieron a orinar contra el portón de una fábrica vecina al boliche. En ese momento, desde una una Ford EcoSport conducida por sicarios dispararon contra Cantero y Mena. Una de las balas le perforó un pulmón y el corazón poniendo fin a su vida. Lisandro «Tano» Mena sobrevivió. Entonces se desató el infierno que aún persiste.

Infinity Night el boliche preferido de El Pájaro Cantero
Infinity Night el boliche preferido de El Pájaro Cantero

¿Pero quién fue Claudio «El Pájaro» Cantero, el narco más famoso pero menos conocido en la Argentina que lideró el clan más poderoso y violento que nació en Rosario para desatar un infierno?

- SUSCRIBITE GRATIS -

Nació en La Granada, una barriada gigante en las afueras de Rosario que queda detrás del Casino del City Center que uno se topa cuando va de Buenos Aires hacia la ciudad en la que crecieron Los Monos.

Dicen que Claudio «El Pájaro» Cantero aprendió a jugar al ajedrez cuando todavía no sabía ni leer ni escribir y que en sus ratos libres vendía limones tocando timbres de casa en casa como nadie.

Dentro de La Granada, Claudio «El Pájaro» Cantero creció en Las Flores, un conglomerado de pobreza. Rosario, La Granada y Las Flores se convertirían en los lugares de mayor poder de su banda, formada bajo el ejemplo del padre detenido en 1999 por venta de marihuana desde un carro tirado a caballos.

Era un niño callado, muy apegado a su madre, «La Cele» y a sus 14 años conoció a quien sería la madre de sus tres hijos, Lorena Verdún, que pusieron un pequeño emprendimiento de venta de ropa que traían de la Avenida Avellaneda de Buenos Aires al barrio.

También llegaron a montar un almacén en el frente de la casa de Claudio «El Pájaro» Cantero aunque meses después se inició en el delito como cobrador sin que nadie sepa cómo. Iba y apretaba la gente que tenía deudas y conseguía buen dinero con esos trabajos. Le empezó a tomar el gusto la plata grande que ganaba como cobrador así que pasó a ser prestamista y ahí se fue dando cuenta que el apellido Cantero generaba bastante miedo en los barrios del sur de Rosario gracias a los antecedentes de su padre.

Finalmente realizaron un gran acuerdo, fundaron la banda de Los Monos y Claudio «El Pájaro» Cantero logró destacarse aunque no asumiría la jefatura más tarde. Fueron los primeros pasos. El barrio era suyo así que comenzó a cobrarle de peaje a los narcos más chicos del barrio para dejarlos trabajar tranquilos en Las Flores y en gran parte de La Granada y en poco tiempo llegó a tener 100 aportantes.

El Pájaro Cantero y uno de sus rituales

Recién en 2009, asumió el liderazgo de los Canteros, que eran 23 hermanos, (sí, 23 en total) luego de que su padre, ya en libertad, fuera herido en una pierna durante un episodio que nunca se esclareció.

En 2010, su nombre llegó por primera vez a las tapas de los medios rosarinos por una imputación grave: lo acusaron de matar al hincha Walter Cáceres, un adolescente fanáticos de Newell’s asesinado en una emboscada a micros que regresaban de Buenos Aires una noche de febrero de 2010. Sin embargo Claudio «El Pájaro» Cantero fue llevado a juicio pero absuelto por el beneficio de la duda.

El mito dice que Claudio «El Pájaro» Cantero no era más que ningún hampón. Solidario con los vecinos que lo cubrían porque no tenían otra y si alguien tenía problemas de salud o tenía algún otro problema en la vida cotidiana, también intercedía. En un barrio donde lo que más abunda es la pobreza nadie juzga de donde llueve el dinero.

El cobro del peaje se expandió y en principio Los Monos comenzaron a proteger a dealers y mandaban a balear bunkers y dejaban un número de teléfono en la puerta. Entonces los tranzas tenían que llamarlos y arreglar con ellos para que los protegieran, caso contrario estaban en guerra. Con el paso del tiempo consolidaron su poder. Y entonces ellos empezaron a tener sus propios búnkers y red de distribución.

La Granada, 17 de Agosto y Las Flores fueron los primeros barrios donde Los Monos empezaron a vender droga. No tardaron mucho en extender su poderío a toda la ciudad y cada integrante administraba su propio búnker y lavaba el dinero de lo producido.

Ahí los soldados eran los jóvenes que custodiaban los búnkers y en los últimos años se convirtieron una triste postal de la periferia de Rosario.

La plata que entraba era tanta que Claudio «El Pájaro» Cantero tuvo que pensar cómo blanquearla. Necesitaba armar negocios legales. Y fueron las inmobiliarias la vía predilecta para el lavado de dinero. Bajo el régimen de sociedades anónimas simplificadas comenzaron a operar «Los Monos» emitiendo miles de facturas truchas para blanquear el dinero.

Todo funcionaba a la perfección. Pero el 8 de septiembre de 2012, hubo un crimen que marcó un antes y un después en la historia de la violencia de Rosario. Martín «El Fantasma» Paz fue asesinado el 8 de septiembre de 2012. Lo acribillaron cuando estaba a bordo de una flamante cupé BMW con su pareja y su hija en el semáforo de Entre Ríos y 27 de Febrero, Rosario. Paz y Cantero eran más que aliados. Paz estaba en pareja con una hermana de Cantero y eran aliados. Y el crimen jamás fue esclarecido.

El auto del Fantasma Paz
El auto del Fantasma Paz

Hay muchas versiones sobre el asesinato de Martín «El Fantasma» Paz y ninguna confirmada, lo cierto es que modificaría el clima entre los grupos narco de Rosario y Claudio «El Pájaro» Cantero lo sabía. Si alguna banda se atrevía a matar al conocido Martín «El Fantasma» Paz, nadie estaba seguro.

Desde entonces, Cantero sospechaba que lo querían asesinar. Se lo había comentado alguno de sus amigos. Y el 15 de mayo 2013 tuvo el primer mensaje. Una División Judicial allanó una de las casas de Claudio «El Pájaro» Cantero. El jefe narco leyó el hecho como una «falta de respeto», «una mojada de oreja» le dijo a su abogado. Encima los policías habían robado desde ropa hasta electrodomésticos y cuando Cantero fue a pedir explicaciones lo maltrataron. No eran los policías que él tenía pagos o estaban dentro de su banda. Si no que trabajaban para su enemigo: Esteban Lindor Alvarado que no aparecía nunca en los informes de inteligencia criminal y actuaba en sociedad con Luis Medina (acribillado a balazos junto a su novia Justina Pérez Castelli el 29 de diciembre de 2013). Por su parte, hoy Esteban Lindor Alvarado cumple condena a perpetua.

La cronología de los hechos no es casual.

A) El 8 de septiembre de 2012, matan al principal aliado de Claudio «El Pájaro» Cantero: Martín «El Fantasma» Paz y ya nadie se siente seguro.

B) El domingo 26 de mayo de 2013, un grupo de sicarios mató a Claudio «El Pájaro» Cantero, jefe de Los Monos.

C) Y el 29 de diciembre de 2013, hay represalias y matan Luis Medina, acribillado a balazos junto a su novia Justina Pérez Castelli por estar vinculado al asesinato de «El Pájaro» Cantero.

O sea que del 8 de septiembre de 2012 al 29 de diciembre de 2013, en total quince meses, tres jefes de distintas bandas caen bajo las balas y todo se fragmenta.

La viuda de «El Pájaro» Cantero, Lorena Verdún, dijo desde el minuto uno que los ejecutores fueron Milton Damario, otro peso pesado que tenía su base en los monoblocks de Lola Mora e Hipócrates, en la zona sur de Rosario; Luis «Pollo» Bassi y Facundo “Macaco” Muñoz, ambos de Villa Gobernador Gálvez. Todos ellos, dijeron los investigadores, habrían actuado bajo la instigación de Luis Paz, padre de «Fanstama», mánager de boxeo y transportista.

Ahora bien, «El Pájaro» Cantero y «El Fantasma» Paz eran aliados. Entonces, ¿por qué el padre de El Fantasma tenía la intención de matar a «El Pájaro» Cantero? Nunca se supo porque el crimen quedó impune. Y como nunca se supo, las venganzas cruzadas comenzaron a planearse en pleno velatorio del Claudio «El Pájaro» Cantero.

Monchi Machuca Cantero (condenado y preso) y Guille Cantero (condenado a 82 años de prisión y preso) asumieron de inmediato el liderazgo de Los Monos y organizaron la masacre que siguió en Rosario. No querían justicia, esto es obvio. Querían venganza, por eso ni siquiera se molestaron en presentarse como querellantes en el expediente por el homicidio de Claudio Ariel «El Pájaro» Cantero.

En octubre de 2013, luego del asesinato de «El Pájaro» Cantero balearon el frente de la casa del entonces gobernador de Santa Fe, Antonio Bonifatti, pero no causó efecto. Nunca se se terminó de esclarecer el crimen. Intimar al gobernador no sirvió de nada. El ajuste de cuentas siguió impune.

Y si bien el «Pájaro» Cantero y el «Fantasma» Paz eran aliados, no todos los Cantero lo respetaban. Por lo cual son tres las líneas de violencia: las que despliegan los hermanos Cantero, la del padre del Fantasma Paz y los aliados a Milton Damario.

Y surge una guerra de bandas. Los Cantero están seguros: Milton César, un hampón del Barrio Tablada enemistado con Ariel Máximo «Guille» Cantero, mató al «El Pájaro» Cantero. Eso llevó a que dos días después del asesinato del «El Pájaro», en una emboscada que tuvo lugar en Francia y Acevedo, mataran a la madre, un hermano y un amigo de Milton César. Incluso matan a Diego «Tarta» Demarre, el dueño del boliche frente al cual se cometió el crimen del líder de Los Monos y a quien siguieron hasta su casa después de que declarara en los Tribunales provinciales para ejecutarlo. Los Monos lo acusasaban de haber entregado a «El Pájaro» Cantero.

Pero Milton César es la víctima equivocada y la madre, un hermano y un amigo son asesinados injustamente. Los sicarios sufren las consecuencias y un nuevo grupo sale a buscar a un nuevo Milton, a Milton Damario. Lo que hacen es matar a los padres de Milton Damario e hicieron lo mismo con los padres de Facundo «Macaco» Muñoz. Y por último ejecutan al padre y dos hermanos de Luis «Pollo» Bassi.

De acá se desprende que la red de inteligencia de «Los Monos» estaba segura que Milton Damario, Facundo Macaco Muñoz y Luis «Pollo» Bassi fueron los que ejecutaron a «El Pájaro» Cantero.

Y pese a la seguridad que tenían «Los Monos» la Justicia absolvió a Bassi, Damario y Muñoz por el crimen de «Pájaro» Cantero.

Sin embargo, y pese a las ejecuciones, los Cantero nunca olvidaron la muerte de Claudio «El Pájaro«. Y las ejecuciones siguieron durante años, incluso la de Osvaldo «Popito» Zalazar que fue acribillado durante un traslado. Recibió lesiones graves de bala que motivaron su internación y finalmente falleció.

Sin jefes claros, el número de tranzas se multiplicó en las calles de Rosario y el poder se fragmentó aunque los Cantero siguieron en el territorio moviendo droga.

El año en que mataron a «El Pájaro» Cantero, hubo 271 en Rosario. Sergio Berni, por entonces Secretario de Seguridad del Ministerio de Seguridad de la Nación desembarcó en Rosario con tres mil hombres entre gendarmes y prefectos. Las intervenciones federales no dieron resultados. Las calles de Rosario siguieron siendo el centro de violencia.

La excusa sigue siendo actualmente la venganza por la muerte del Claudio «El Pájaro» Cantero. En 2022, el récord de muertes de 2014 volvió a romper el techo llegando a 288 los asesinatos en Rosario.

El viejo Monchi y Guille Cantero están presos, pero la justicia está segura de que siguen manejando el negocio de la droga desde la cárcel a diez años del asesinato de «El Pájaro».

Pese a todo, a la «jefatura» de Los Monos se los juzgó y fue a parar a la cárcel. El gobierno de Antonio Bonfatti aceleró el proceso con la creación de la Policía de Investigaciones, luego Agencia de Investigación Criminal y la implementación del nuevo sistema procesal penal acusatorio, dejando atrás el modo escrito e inquisitorio.

Hay muchísimas dudas de cómo el final del Pájaro Cantero. Nunca quedó claro si la muerte de «El Pájaro» Cantero fue para vengar otra muerte o si lo mataron para desplazarlo del negocio del narcotráfico. Lo único que queda claro es que su muerte desató una guerra que aún persiste en las calles de Rosario ya que no hay un único jefe que concentra el tráfico.

- Publicidad -