La conmovedora muerte de
- Publicidad -

La conmovedora muerte de Débora Pérez Volpin. Nació en Caballito, Ciudad de Buenos Aires el 30 de diciembre de 1967. Aunque de chica soñaba con estudiar medicina, terminó haciendo la carrera de Comunicación Social.

La conmovedora muerte de Débora Pérez Volpin. Su ingreso a los medios fue a través de Radio Belgrano cuando todavía era una estudiante universitaria. Luego colaboró con medios gráficos como la revista 1320 y los diarios Clarín y La Nación entre otros.

La conmovedora muerte de

En 1992 ingresó como pasante a Artear, la empresa matriz de Canal 13 donde terminó trabajando en la producción de un canal de noticias que en ese momento se estaba gestando, Todo Noticias o simplemente TN. Luego pasó 4 años como reportera de calle hasta que en 1997 le llegó la oportunidad de ser conductora en Todo Noticias.

Allí hizo dupla con periodistas como Mario Mazzone, Guillermo Lobo, Luis Otero, Santo Biasatti y Marcelo Bonelli. En 2002 condujo un micro noticiero de 15 minutos llamado Síntesis del Mediodía. Paralelamente trabajó en Canal A y en Radio Mitre.

- SUSCRIBITE GRATIS -

En 2005 comenzó el noticiero Arriba Argentinos todas las mañanas durante dos horas y media por Canal 13. Débora fue su conductora junto a Juan Michelli y más tarde junto a Marcelo Bonelli. Fue el programa más visto en su franja horaria y Débora permaneció 12 años como conductora.

La conmovedora muerte de

En 2017 decidió dedicarse a la política y el 21 de junio renunció a Canal 13 luego de 24 años de trayectoria. Fue candidata a legisladora por la Ciudad de Buenos Aires por el frente Evolución de Martín Lousteau. Su lista obtuvo el tercer puesto con el 12% de los votos y ella obtuvo su banca de legisladora.

Asumió el 10 de diciembre de 2017 y apenas pudo participar de una sesión en la Legislatura, el 22 de diciembre.

La conmovedora muerte de Débora Pérez Volpin a los 50 años

La conmovedora muerte de

Débora practicaba natación y el domingo 4 de febrero de 2018 había nadado pero estaba molesta porque sufría dolores abdominales. Había tenido anteriormente una hernia hiatal y tenía turno para hacerse una endoscopia un miércoles 7 de febrero.

Sin embargo, como el dolor no cesaba, el lunes 5 concurrió a examinarse al Sanatorio de la Trinidad de la Ciudad de Buenos Aires. Allí le sugirieron que se internara para hacerse una serie de estudios, también le dijeron que cancelase el turno para la endoscopia que se tenía que hacer el miércoles en otro centro médico ya que se la podía hacer allí mismo.

Pensando que se trataría de un chequeo de rutina, Débora le mandó un mensaje a la gente de su equipo diciéndoles que no se asustaran y explicando que solo se internaría por un par de días. Nada hacía presumir que su cuadro revistiera gravedad y se esperaba que le diesen de alta el día miércoles.

El martes 6 se le hizo una tomografía computada de abdomen, pero no le informaron que se hubiese encontrado ninguna anomalía. A las 5 de la tarde de ese día se le hizo la endoscopia que estaba planeada. A los 5 minutos de comenzar los médicos empezaron a observar que tenía dificultades respiratorias y suspendieron el procedimiento.

La conmovedora muerte de Débora Pérez Volpin a los 50 años

La conmovedora muerte de

Sin embargo, sin que los médicos lo advirtieran se había producido una complicación gravísima que sería fatal.

Durante la endoscopía se insufla aire en el esófago para poder dilatarlo y permitir la introducción de una pequeña cámara para ver en su interior. En el proceso se produjo una perforación que generó que aire escapara del esófago hacia el resto del cuerpo produciendo un neumotor aspi lateral y un enfisema subcutáneo.

En términos simples, al perforarse el esófago el aire que se insuflaba se introdujo por debajo de la piel. Provocando que su cuerpo y su cara se inflaran como un globo. Esto hizo que no le llegara oxigeno al cerebro y que se produjera un paro cardíaco.

Los trabajos de reanimación fueron inútiles y Débora murió en la sala de operaciones. Las conclusiones de la autopsia fueron que Débora no tenía condiciones preexistentes y que la perforación del esófago que generó la tragedia fue producida durante la endoscopía.

El mismo informe detallaba que luego de producido el barotrauma, la sobrevida sería de menos de 10 minutos y que la muerte había sido violenta.

La conmovedora muerte de

Se abrió un proceso judicial por su muerte y en junio de 2019 un tribunal oral determinó que la muerte había ocurrido como consecuencia de una conducta imprudente y negligente y el endoscopista fue condenado a 3 años de prisión en suspenso por homicidio culposo.

Se abrieron también procesamientos por encubrimiento y falso testimonio contra directivos del Sanatorio. La causa continúa.

Débora estaba en pareja desde hacía 7 años con el periodista Enrique Sacco y tenía un hijo y una hija de una pareja anterior. Al momento de su muerte Débora Pérez Volpin tenía solamente 50 años. 

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al WhatsApp de la redacción haciendo clic en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía Twitter haciendo clic en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -