Merlo: ¿Sabés de quién era y cómo murió el dueño de está casa?
- Anuncio -

De Merlo a Morón: ¿Sabés de quién era y cómo fue la muerte espantosa del dueño? La Casa de la Cultura se encuentra sobre la esquina de la avenida de la Calle Real y Padre Espinal, frente a la iglesia de La Merced, en el casco histórico de Merlo, con un estilo neocolonial.

De Merlo a Morón: ¿Sabés de quién era y cómo fue la muerte espantosa del dueño? En el mismo lugar se hallaba la casa de Tomás Fernández de Cieza, juez de paz del Partido de Morón y también en el mismo lugar supo funcionar el café “La Puñalada”.

Merlo: ¿Sabés de quién era y cómo murió el dueño de está casa?
La entrada principal cuando se convirtió en La Puñalada

Entre 1838 y 1852, Tomás Fernández de Cieza fue hombre incondicional del Gobernador de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas. Y la casa de Cieza en Merlo era centro de la Confederación Argentina en la zona oeste.

Cieza fue designado Juez de Paz de Morón a los 49 años, conforme a las disposiciones emergentes de la ley que decía: “Los jueces de paz ejercerán las funciones de comandantes militares, comisarios de policías, como también poderes administrativos y judiciales«.

- SUSCRIBITE GRATIS -
Casa de la Cultura de Merlo
Así se ve hoy la Casa de la Cultura de Merlo

La suerte de Fernández de Cieza quedó ligada al destino del Restaurador, a tal punto que tuvo una muerte espantosa en manos de los unitarios a las pocas horas de que Juan Manuel de Rosas fuera vencido en Caseros ocurrida el 3 de febrero de 1852.

Cuando el gobernador de Buenos Aires fue derrotado por Juan José de Urquiza, las tropas rosistas buscaron amparo en la estancia de Fernández de Cieza en Merlo, y seguramente a modo de venganza ataron al Juez de Paz a un catre y lo quemaron vivo.

Merlo: ¿Sabés de quién era y cómo murió el dueño de está casa?
Patio de la casa principal de Cieza, hoy Casa de la Cultura en Merlo.

Merlo: ¿Sabés de quién era y cómo murió el dueño de está casa?

Los hechos ocurrieron así:

Cuando avanza el Ejército Grande de Juan José de Urquiza, se desprende a la altura del hoy Puente Márquez un escuadrón al mando del General Gregorio Araoz de Lamadrid con la intención estratégica de ubicarse a la retaguardia del Ejército de la Confederación de Juan Manuel de Rosas ubicado en las cercanías de El Palomar de Caseros construido en 1788 por Diego Caseros.

El Comandante Militar de Morón, o sea, Tomás Fernández de Cieza, al enterarse del paso del escuadrón del General Gregorio Araoz de Lamadrid, aprestó los pocos milicianos con que contaba y se tiroteó en Merlo en los los montes de durazneros ubicados al rededor de la rivera del Rio de las Conchas, hoy Río Reconquista.

Hieren a un hombre del General Gregorio Araoz de Lamadrid, a un equino y matan otro sin causar otros daños y se retiran a Morón en busca de ayuda.

En tanto, a las 13.00, concluida la Batalla de Caseros y declarada la derrota de Juan Manuel de Rosas, el General Gregorio Araoz de Lamadrid, llama a un subordinado y le dice: “Oficial Torres, córrase con un piquete de hombres de su escuadrón hasta la Villa de Morón, me pilla a ese pícaro de Juez de Paz y proceda”.

Tomás Fernández de Cieza ya sabía del resultado de la batalla mientras se dirigía a la Villa de Morón. Mientras tanto sus hombres se habían diseminado, presintiendo represalias. Pero los vencedores de Caseros los “campean” durante el 3 y 4 de febrero hasta que logran capturarlos a todos.

Y en la madrugada del 5 de febrero, la columna completa del General Gregorio Araoz de Lamadrid sale en busca del Juez de Paz y Comandante Militar Tomas Fernández de Cieza.

Ese mismo día los ubican en un rancho, casi tapera, de un antiguo puesto de su propia estancia.

Los vencedores de Caseros obligan a la gente a sujetar a Tomas Fernández de Cieza sobre un catre de cuero. Luego lo atan con cadenas y prenden fuego el rancho donde estaba el detenido.

Y al pedir el «debido proceso» se le respondió: “No hay quien, ni tiempo para eso”.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al WhatsApp de la redacción haciendo clic en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía Twitter haciendo clic en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

- Publicidad -