Los errores en las calles de Morón

Los errores en las calles de Morón: De Int. Goffins a Telémaco Coffin. En algunos casos los errores, los más sencillos, sólo se traducen a una letra en la chapa nomencladora que está en la vía pública otros son más profundos e imposibles de explicar.

Los errores en las calles de Morón: De Int. Goffins a Telémaco Coffin. Y a su vez, cuando se trata del nombre completo, aprobado desde el Concejo Deliberante, es difícil de corregir porque hay que modificar la ordenanza y luego toda la cartelería.

Uno de esos casos es el de la calle “Int. Goffins”. En la ordenanza 866 del año 1940 se estableció la nomenclatura general del partido de Morón.

- Publicidad -

En el manuscrito de la norma, el apellido escrito para una de ellas era Coffins. Sin embargo, al ser transcripta hubo una confusión y quedó establecido el nombre de “Int. Goffins”.

La realidad es que ambos están mal escritos.

Pero, ¿quién fue Coffin? Se refiere a Telémaco Coffin (Inglaterra, 1819-1891), un inmigrante británico que en el censo de 1869 declaró ser quintero y estar casado con Brígida Kiernan (1810 – 1884).

Telemaco Coffin nació en 1819 en Ohio. Vino a la Argentina en 1845 y se dedicaba al comercio de importación.

En 1859 estableció en Morón una granja modelo y fue promotor en gran escala del cultivo del algodón. Llamada «Ohio «Park» tenia una casa de dos pisos rodeada de jardines.

Los errores en las calles de Morón

Coffin tuvo una propiedad de 7 manzanas situada en los terrenos que atraviesa la calle que lleva su nombre. Fue concejal de Morón en 1863, 1866 y 1868.

También fue fundador y presidente de la Sociedad Ferias y Carreras, inaugurada en 1869, y dueño de una casa importadora de maquinaria agrícola en Buenos Aires.

A Telémaco Coffin se lo consideró un vecino «destacado» junto a Santiago y Pedro Dabove, Miguel Racero y Serapio Villegas, a quien invitaban a todo acto local.

El 31 de julio de 1868 se colocó la piedra fundamental de la Catedral de Morón y la Casa Parroquial, y ahí estuvo presente Telémaco Coffin. En ese momento el médico José María Casullo era el Juez de Paz, que para ese entonces se consideraba la máxima autoridad civil, el Párroco era Francisco Romero y el arquitecto y director de obra, Manuel Raffo.

Telémaco Coffin y la Quinta Amarilla

En Morón Centro Lado Sur, a cuadras de lo que sería la Catedral de Morón, existió un campo santo o cementerio en el cruce de la calles hoy intendente Norberto García Silva y Río Piedras, en donde existe paradójicamente la Plaza José Ignacio Rucci.

El historiador de Morón Alberto Lacoste escribió sobre aquellos lotes en la revista en SiglOeste XXI que las calles Sarratea, Río Piedras y García Silva conformaban un triángulo y se prolongaba el terreno por las calles Carlos Pellegrini y Córdoba.

Toda el área se hizo conocida como la Quinta Amarilla, la que comenzaba en el cruce de las calles Sarratea y Córdoba, cerrando el cerco por las calles Uruguayana (hoy Carlos Pellegrini) y Las Heras (hoy Curupaytí).

Sus primeros dueños fueron los padres del doctor Nicolás Repetto, líder del Partido Socialista y varias veces diputado y senador nacional: Don Andrés Repetto y Doña Juana Delfina de Repetto.

Desde el ancho portón que daba a la calle Las Heras (hoy Curupaytí), Doña Juana Delfina de Repetto repartía antes de la Fiestas de Fin de Año pan dulce, fruta seca, turrones y comida para los chicos de las cercanías. Y Don Andrés Repetto tenía como amigo y casi vecino a otro poblador de Morón, Telémaco Coffin.

¿Por qué se la denominó Quinta Amarilla?

El nombre surgió a partir de las paredes de una de las edificaciones que estaba pintada siempre de color amarillo. Así se convirtió en un lugar de referencia para indicar ubicaciones y dar nombre al famoso barrio Quinta Amarilla.

También se encontraba en este barrio la propiedad del doctor Gabino Salas, Ministro de Gobierno del Gobernador Bonaerense Marcelino Ugarte.

Pasaron los años y la casa de la Quinta Amarilla fue ocupada por otro «gran personaje de Morón», narra César Lacoste, Don Martín Castellano.

El predio del doctor Salas estaba ubicado en la calle Córdoba y la avenida Hipólito Yrigoyen en el cruce con la calle Arenales., en donde luego nacería el circuito automovilístico La Pomona.

El historiador cuenta que Martín Castellano fue director del Museo General San Martín de Morón, quien cuidó la quinta, su arboleda, su artística fuente de mármol de Carrara, sus baldosas rojas de origen francés, su antiguo molino a viento, su cochera y su aljibe.

Quinta Amarilla fue también el nombre de un popular club de la barriada sur, hoy desaparecido. Su sede social estaba ubicada en la calle Córdoba a pocos metros del Hospital Morón y la práctica deportiva destacada era el fútbol.

 Morón y La Quinta Amarilla
La Escuela Nuestra Señora del Carmen presentó está fotografía del área de la Quinta Amarilla en el Concurso Mira Mi Barrio y luego se la donaron al Instituto y Archivo Histórico de Morón

Con estos datos sabemos donde vivía el inglés Telémaco Coffin, qué hacía, su potencial económnico. Ahora, porque le pusieron al cartel Int. que es la abreviatura de Intendente, es inexplicable.

La calle es «corta» y poco conocida. Va de French hasta la avenida Juan Martín de Pueyrredón. Y es una de las tantas calles del Municipio de Morón que los que la conocen se preguntan siempre ¿quién fue?

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -
Artículo anteriorExtienden por 180 días el vencimiento de las licencias de conducir
Artículo siguienteAumento para jubilados y dos bonos extra: Cuánto cobro