La Casita de 9 de Julio, Muebles Díaz, Radio Rivadavia y el Hotel Rivera

La Casita de 9 de Julio, Muebles Díaz, Radio Rivadavia y el Hotel Rivera

La Casita de 9 de Julio, Muebles Díaz, Radio Rivadavia y el Hotel Rivera. Fue construida en 1927 como un lugar de descanso para el propietario de la Mueblería Díaz durante el mediodía. Había instalado el local más grande de latinoamérica y no daba a basto.

La Casita de 9 de Julio, Muebles Díaz, Radio Rivadavia y el Hotel Rivera. Eran tan, pero tan grande que la tienda tenía nueve pisos de alto. El frente daba a Sarmiento 1113, esquina Cerrito, a cien metros de lo que sería a partir de 1936 el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires.

Radio Díaz o Radio Rivadavia
La Casa de 9 de Julio que siempre llamó la atención desde un ángulo en el que no se ve el Obelisco de Buenos Aires (Foto Revista Life).

Rafael Díaz apuntaba a la clase media incipiente, por lo tanto comenzó a vender por catálogo y a crédito a todos los rincones del país. Y decidió construir el chalet sobre el techo de la tienda porque en realidad vivía en Banfield. En ese chalet, Díaz almorzaba y dormía una pequeña siesta antes de retomar la jornada laboral y volver a su ciudad.

Publicidad Muebles Díaz
Publicidad de la tienda argentina Muebles Díaz

En los años ’20, hacer un viaje al sur del Gran Buenos Aires llevaba hasta tres horas con buen clima y Rafael Díaz, si volvía a su ciudad, ya no regresaba. Para evitarlo y aprovechar el tiempo, construyó el chalet sobre la tienda en al que colocó la administración, y más arriba pidió le le hicieran un altillo, en el que desescansaba.

La Casita de 9 de Julio
Inicio de la construcción del Obelisco en 1936, de fondo una vista plena de la Casa de Rafael Díaz

La Casita de 9 de Julio, Muebles Díaz, Radio Rivadavia y el Hotel Rivera

¿Quién fue Rafael Díaz?

Fue un inmigrante español nacido en Valencia que al abrir la tienda en Cerrito 1.100, no existía ni el Obelisco ni la Avenida 9 de Julio, así que desde el chalecito podía ver gran parte de la ciudad y a su vez, se lo podía localizar desde la calle.

En las dos plantas del chalet, funciona la administración del edificio. Y arriba de todo, en el altillo, el espacio de descanso que utilizaba Rafael Díaz.

Obelisco de Buenos Aires
La casa de 9 de Julio y el Obelisco en plana construcción

Un techo a dos aguas con tirantes de madera y la vista propia de un piso alto hacia el cruce de las avenidas Corrientes y 9 de Julio. Un vista increíble para 1927.

Su bisnieta, Mónica Abal contó que Rafael llegó a Buenos Aires en 1890. Trabajó de mozo, se asoció a españoles para sus primeros negocios y en los años ’20 creó Muebles Díaz, que funcionaba solo en el planta baja baja del edificio.

El chalet era de dos plantas y de un diseño similar a los que había visto en Mar del Plata.

La “Mueblería Díaz” crecía y la gente comenzó a bautizarla como “la mueblería del Chalet”, toda una curiosidad en una zona altamente poblada y repleta de edificios que se remataban con cúpulas vistosas.

Muebles Díaz
Una de las vistas del chalet

Con la venta por catálogo y la financiación, Rafael Díaz obtuvo grandes sumas de dinero y compró edificios, cines, teatros, hoteles y llegó a tener una emisora de radio propia para emitir publicidad de los productos de la mueblería. La fundó en 1928 y se llamó L.O.K Muebles Díaz.

Muebles Díaz
Vista frontal del chalet en los ´90

Se podía escuchar en la frecuencia AM 630, que luego pasó a ser Radio Rivadavia. Tenía las antenas ubicadas en la terraza de la tienda y la emisora no paraba de pasar música, jazz sobre todo, y anunciar los productos comerciales que Rafael Díaz vendía.

La Casita de 9 de Julio, Muebles Díaz, Radio Rivadavia y el Hotel Rivera

Incluso, Rafael Díaz, tuvo tanto dinero que en 1943, le regaló a su esposa un hotel que se haría famoso, el Hotel Rivera.

Hotel Riviera
Apoya Vaso del Hotel

La Casita de 9 de Julio, Muebles Díaz, Radio Rivadavia y el Hotel Rivera

El hotel abrió en 1945 y era el más alto de Mar del Plata. Lo construyó con fondos de la Empresa Diaz y Cía y Hoteles Argentinos SRL. El diseño estuvo a cargo del arquitecto Eric Weman y lo levantó empresa constructora Sartora e Hijos.

El folleto promociona todos los servicios:

Folleto de Promoción Hotel Riviera
Folleto de la época promocionando los servicios que ofrecía

Fue el edificio más alto de su época con 10 pisos ubicado en Belgrano 2118 tenía terrazas con vista al mar y barrios residenciales, 275 habitaciones con baño e incluía departamentos con halls, vestíbulos y terrazas individuales.

Contaba con un gran comedor con servicio telefónico directo a las mesas y la actuación de artistas. También, tal como la llamaban en aquellos tiempos, “Cocina Internacional de Primer Orden”, “Baby’s Room” con “Nurses” especializadas en el cuidado y atención de los niños. Y a su vez juegos y cine infantil.

Para lo más grandes había salones de esparcimiento con billar y mesas de ping-pong. También peluquería para damas y para caballeros con servicio de manicuras y pedicuros. Un bar con servicio continuado de “Café Suave de Colombia” sin cargo para los residentes. Y toldos en Playa Brístol de libre acceso para los huéspedes.

Y para más información, entregaba folletos más amplios con planos y tarifas “en nuestras oficinas en la Capital Federal, Sarmiento 1117”, o sea, pegadas a la “Mueblería Díaz”.

Hotel Riviera
Hotel Rivera de Mal del Plata

La Casita de 9 de Julio, Muebles Díaz, Radio Rivadavia y el Hotel Rivera

En 1968, Rafael Díaz falleció y la mueblería dejó de funcionar diez años después. Actualmente, la tienda es un edificio de oficinas y el chalet de dos plantas con altillo aún se conserva.

El negocio quedó en manos de sus hijos pero hacia fines de los años ’70, los pisos se alquilaron para otros usos. Y con el auge de los carteles lumínicos, el chalet quedó bastante oculto.

También fue sede de una agencia de modelos y el laboratorio de un fotógrafo. Hoy queda la mayólica con el nombre “Muebles Díaz” sobre la medianera que da a la calle Libertad. Y el cartel de chapa de la entrada, fileteado.

Muebles Díaz y Radio Rivadavia

Radio Rivadavia fue fundada en 1928 por la casa Muebles Díaz, con el nombre de L.O.K. Radio Muebles Díaz, para difundir sus propios avisos comerciales. ¿Y qué hizo Rafael Díaz? Ubicó las antenas en terraza del mismo edificio y la emisora anunciaba los productos comerciales, alternandolos con música.

Antenas LKO Muebles Díaz o Radio Rivadavia
Antenas de L.O.K. Radio Muebles Díaz, luego Radio Rivadavia

Para entonces, a la radio se le decía “éter”, a los locutores se los conocía como “speakers”, a los avisos publicitarios como “reclames” y a las emisoras se las llamaba “broadcastings”. Y L.O.K. Radio Muebles Díaz era una pequeña emisora. Las grandes, transmitían en cadena a todo el país.

Recién cinco años después, en 1933, logró poner al aire uno de los programas más exitosos y duraderos de la radiofonía argentina: “La Oral Deportiva”, dedicado al fútbol y conducido por Edmundo Campagnale y Eduardo Lalo Pelliciari, dominantes en el periodismo deportivo de la época.

Oral Deportiva Radio Rivadavia
Oral Deportiva, un formato que aún sigue vigente en la radio

En 1934, la emisora adoptó el nombre de LS5 Radio Rivadavia por disposición del Gobierno Nacional.

Por la misma época la radio obtuvo un resonante éxito transmitiendo el Radioteatro Diario Sandokán, el Tigre de la Malasia sobre el libro de Emilio Salgari.

El 24 de abril de 1958, siete días antes de entregar de que el Gobierno de Facto llamado Revolución Libertadora entregará el poder al Presidente electo, Arturo Frondizi, esa dictadura militar privatizará la emisora. “Gana” la licitación la empresa Radio Emisora Cultural S.A., propiedad de Minera Aluminé y el Banco Buenos Aires.

Radio Spica
La histórica radio Spica fabricada en el país

En 1958 se inició “El Rotativo del Aire”, estableciendo un nuevo sistema de cobertura periodística propia y permanente incluyendo corresponsales en el interior y exterior del país.

En ese mismo año, falleció Edmundo Campagnale, la voz que identificaba a Radio Rivadavia. Y fue sustituido en la Oral Deportiva por José María “El Gordo” Muñoz, quien se convertiría, guste o no, en el periodista más premiado de la radiofonía argentina, aunque quedaría ligado a la última dictadura militar encabezada por Jorge Rafael Videla.

osé María "El Gordo" Muñoz
osé María “El Gordo” Muñoz, el relato estrella del Mundial 1978 que quedó ligado a la dictadura militar encabezada por Jorge Rafael Videla

Muñoz sería acompañado en los comentarios deportivos por Enzo Ardigó, otra figura destacada. Luego se sumaría a la emisora como locutor comercial Jorge “Cacho” Fontana, quién se transformaría en uno de los locutores más conocidos de la historia del país y conduciría su propio programa: “Fontana Show”.

Cacho Fontana
Cacho Fontana fue una voz recordada por todos, luego pasó a la televisión

Al año siguiente, la radio pasa a las 24 horas con una programación propia. Ninguna radio del país lo hacía y Radio Rivadavia logró instalarse también por las noches.

De ahí viene su logotipo que lo forman un Gallo y una Lechuza, para simbolizar el día y la noche.

Logo Radio Rivadavia
Logo de Radio Rivadavia con un Gallo y una Lechuza.

El relator José María Muñoz fallece el 14 de octubre de 1992 y ocupa su lugar Horacio García Blanco y por Ernesto Cherquis Bialo.

Luego llegará Enrique Sacco y su equipo para llevar adelante “La Oral Deportiva”.

De la emisora también participó Alberto Almada, Alfredo Garrido y Juan Alberto Badía.

Juan Alberto Badía
El locutor Juan Alberto Badía, reconocido por los músicos más jóvenes del país a los que ayudo a difundir sus creaciones

En 1960, Isidro González Longhi y Andrés Rouco, comenzaron el programa de automovilismo Carburando que se haría famoso y pasaría a la televisión en 1990.

Carburando
Isidro González Longhi y Andrés Rouco lanzaron Carburando y fue tan famoso el programa que pasó a televisión

Entre los 1964 y 1981, Radio Rivadavia transmitió de 06.00 a 08.00 de la mañana El Club de Barbas, conducido por Rubén Aldao, que iba de lunes a sábados e hizo famoso el lema “sin ustedes ahí, nosotros aquí… ¿para qué?”. Este programa obtuvo el mayor pico de audiencia de la historia de la radiofonía argentina en tiempos en que era habitual escuchar Amplitud Modulada o sea, AM.

Rubén Aldao
El Conductor Rubén Aldao de El Club de Barbas.

En 1966, el locutor Antonio Carrizo, inició otro histórico programa, La Vida y el Canto que se mantuvo dos décadas en el aire. En este programa Carrizo entrevistó varias veces a Jorge Luis Borges, y de esas entrevistas editaría el libro “Borges, El Memorioso”.

En 1969, se sumó al equipo de Carburando Eduardo “Cacho” González Rouco, hijo y sobrino de los conductores. A partir de 1997, la cobertura de automovilismo pasó al equipo Campeones, dirigido por Carlos Alberto Legnani.

En marzo de 1973, Héctor Larrea comenzó su programa Rapidísimo, re bautizando el concepto del programa matutino de noticias de la mañana con el agregado de humor y música.

Héctor Larrea en su juventud
Héctor Larrea con la energía de su juventud reescribió la radio informativa de la mañana

Del programa de Héctor Larrea participaron figuras que lograrían trascender como Mario Sánchez, Luis Landriscina, Mario Sapag, Tincho Zabala, Luis Pedro Toni, la conocida cantante de tangos, Beba Bidart, Roberto “Bobby” Rial, Héctor Ernié, Lía Salgado, Mónica Gutiérrez y Rolando Vera, por citar los más conocidos.

Sandro y Héctor Larrea
Sandro y Héctor Larrea

A finales de la década del ’70, durante la dictadura cívico militar llamada Proceso de Reorganización Nacional, varias mujeres comenzaron a tener un papel destacado en la conducción de los programas: Magdalena Ruiz Guiñazú, Luisa Valmaggia, Mónica Gutiérrez, Lía Salgado y María Laura Santillán.

De la Casita de 9 de Julio a Radio Rivadavia, su FM y Juan Alberto Badía

En 1971, Radio Rivadavia comenzó sus transmisiones en Frecuencia Modulada, con mayor calidad de audio a través del 103.1 MHz del dial bajo la denominación de Frecuencia Modulada Rivadavia.

En 1980 fue reconocida con una Mención Especial de los Premio Konex por su aporte a la comunidad.

Y la emisora comenzó a obtener sus primeros logros con la reapertura democrática de 1983 y el programa Piedra Libre de Juan Alberto Badía, donde el locutor comenzó su carrera ascendente. También participarían de la FM los periodistas Luis Frontera, Ricardo Chamorro, Pepe Eliaschev y Enrique Llamas de Madariaga entre otros.

La emisora cambiaría su nombre primero a FM Inolvidable, después a FM Viva y luego a Radio Uno (antes FM Alfa, FM Spika y Vorterix Rock).

En 2017 la emisora entra en quiebra, y luego de dos subastas que no tuvieron éxito, el 8 de octubre de 2018, la adquiere Marcelo Figoli, titular del Grupo Alpha Media y de la productora Fénix Entertainment Group.

Radio Rivadavia Hoy
Radio Rivadavia en la actualidad se mantiene en el 630 del dial y sostiene su mismo logo que al iniciar las transmisiones nocturnas

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario