Los Bailarines del Teatro Colón y el trágico final de 1971

Los Bailarines del Teatro Colón y el trágico final de 1971. El 10 de octubre de 1971 un avión despega del Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires rumbo a la Ciudad de Trelew.

Los Bailarines del Teatro Colón y el trágico final de 1971. Ese día, el avión llevaba en su interior al ballet del Teatro Colón que incluía sus dos principales figuras: Norma Fontenla y José Neglia, para presentarse en el Teatro Español de aquella ciudad del sur del país.

Los Bailarines del Teatro Colón
Teatro Español de Trelew

Se trataba de uno de los tantos compromisos de una gira que auspiciaba una empresa privada y que ya había llevado a los bailarines del Teatro Colón a distintas provincias.

- Publicidad -

La popularidad del ballet en la Argentina durante aquellos años había llegado a un nivel sin antecedentes. El acceso gratuito a los espectáculos, no sólo en el interior del país sino también al aire libre en la Ciudad de Buenos Aires, y a las funciones matinales los días domingos para niños y adolescentes, habían provocado un fenómeno que no iba a volver a repetirse hasta que irrumpiera en la escena del ballet figuras como las de Julio Bocca, Eleonora Cassano y Maximiliano Guerra.

Pero en aquellos años, la pareja de ballet compuesta por Norma Fontenla y José Neglia, llevaron la danza al público masivo por su excelencia.

Los Bailarines del Teatro Colón y el trágico final de 1971

Pero el avión despega del Aeropuerto Jorge Newbery ese domingo de de octubre de 1971 y al instante falla uno de sus motores. Acto seguido, los pilotos deciden volver al Aeroparque pero sin poder controlar la máquina se precipitan sobre las aguas del Río de la Plata.

No hubo sobrevivientes y la noticia conmocionó el ambiente artístico y muchos amantes del ballet.

El trágico accidente había truncado la vida de todo el elenco del Teatro Colón y de dos de los mejores bailarines argentinos.

Los primeros bailarines Norma Fontenla y José Neglia perdieron la vida en el accidente junto a Sara Bochcovsky, Rubén Estanga, Margarita Fernández, Marta Raspanti, Carlos Santamarina, Carlos Schiaffino y Antonio Zambrana. Los nueve miembros del ballet estable del Teatro Colón mueren durante el accidente.

Los Bailarines del Teatro Colón y el trágico final de 1971
El décimo que marca el Diario Clarín es uno de los pilotos de la avioneta.

Durante el velatorio en el Salón Dorado del Teatro Colón, 3.500 personas asistieron para despedir a los artistas.

El retiro de los restos de los bailarines rumbo al Cementerio de la Chacarita fue acompañado por Tercera Sinfonía de Beethoven conocida como la Marcha Fúnebre, excepto Antonio Zambrana que descansa en Olivos, Sara Bochcovsky en la Tablada y el piloto Orlando Golotylec en el cementerio de Flores.

Los Bailarines del Teatro Colón
La Compañía del Teatro Colón

El cortejo incluyó veintisiete coches con ofrendas florales.

Cortejo Fúnebre Día de la Danza

Esta desgracia trajo como consecuencia un retroceso en el nivel del ballet argentino, que perdió a sus principales figuras. Además, afectó con gravedad a las familias de los bailarines desaparecidos, quienes también formaban parte del grupo que, desde el Teatro Colón, llevaba adelante este despertar del ballet.

Toda una generación se vio truncada por la muerte o por la angustia y hubo que esperar más de 15 años para retornar a un desarrollo de la danza como el de aquella época con la llegada de la generación de Julio Bocca, Eleonora Cassano y Maximiliano Guerra.

Muchos años después, se designó el 10 de octubre como «Dia Nacional de la Danza» ante la pérdida y shock que causó la muerte de los 9 bailarines.

Los Bailarines del Teatro Colón y el trágico final de 1971

El Rescate de los cuerpos

La avioneta bimotor contratada fue un modelo muy utilizado en la época para vuelos privados. Era la Beechcraft Queen Air y estaba piloteada por Orlando Golotylec, un piloto civil. Al fallar los motores y estrellarse contra el Río de la Plata.

Avioneta Beechcraft Queen Air
Avioneta Beechcraft Queen Air

El piloto alertó al Aeroparque Jorge Newbery que se encontraba en «estado de emergencia», por la falla de un motor. Entonces se alertó a la Prefectura Naval Argentina que envió uno de los tres patrulleros Toll que tenía.

La idea era llevar buzos a la zona y mantenerla iluminada. También envió un helicóptero al lugar.

Pero media hora después, se informó que «el avión está ubicado alrededor de 1.500 metros de la costa, en la línea recta a la calle Salguero, posición Noroeste rumbo a la Isla Martín García. Sobresale la cuarta parte del timón vertical de cola. Estimamos que no existe la posibilidad de sobrevivientes puesto que cayó de trompa».

Día de la Danza
Patrullero Toll de la Prefectura Naval Argentina

Las maniobras estuvieron a cargo del Departamento de Operaciones de la Prefectura Naval con buzos tácticos especializados en en rescates. Pero no pudieron abrir las puertas de la avioneta que estaba sumergida a 1.500 metros de la costa con la cola por encima del agua.

Ante está dificultad, trabajaron durante toda la noche y durante la mañana del día siguiente sacar la avioneta del agua con una grúa.

Día de la Danza
Así sacaban la avioneta del agua

El Ballet Estable del Teatro Colón cumplía una gira por el interior del país auspiciada por la empresa Pepsi Cola Argentina bajo el nombre de «Plan de Difusión Cultural».

Ese mismo día, la televisión transmitía el casamiento entre el cantante Roberto «El Tigre» Rimoldi Fraga con Estela Lanusse, hija del presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse. La fiesta se realizó en la Quinta Presidencial de Olivos y distrajo la atención sobre el terrible acontecimiento de perder en un abrir y cerrar de ojos el Ballet Estable del Teatro Colón completo.

Rimoldi Fraga y Lanusse

Los Bailarines del Teatro Colón y el trágico final de 1971

El Piloto Orlando Golotylec

Poco se sabe de Orlando Golotylec, como suele suceder, aunque también murió en el accidente sin tener responsabilidad alguna. Orlando Golotylec vivía en Ciudadela sobre la calle Fray Cayetano Rodríguez, estaba separado y tenía dos hijos. Uno de nombre Marcelo, paradójicamente años después, de joven, trabajó en Pepsi Argentina.

Luego del accidente, Orlando Golotylec fue enterrado en el Cementerio de Flores.

Día de la Danza

Los Bailarines del Teatro Colón y el trágico final de 1971

Día de la Danza
Así lo reflejaron los medios gráficos.

Los dos grandes: Fontenla y Neglia

Norma Fontenla (28/06/1930 – 10/10/1971)

Perteneció al ballet estable del Teatro Colón siendo contemporánea de otras importantes colegas como Olga Ferri, Esmeralda Agoglia, Maria Ruanova y Violeta Janeiro.

Comenzó sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música y Arte Escénico, y posteriormente en la Escuela de Baile del Teatro Colón, ambos en la Ciudad de Buenos Aires, República Argentina. Sus excepcionales condiciones la convirtieron primera bailarina del Cuerpo de Baile Estable del Teatro Colón. En su trayectoria recibió los conocimientos de coreógrafos de fama mundial siendo considerada etoile (estrella) por sus admiradores y público internacional.

Actuó en el Ballet de Río de Janeiro, Brasil, y con dicho cuerpo de baile efectuó una importante gira por Europa incluyendo espectáculos en teatros y presentaciones en televisión.

En el papel de primera bailarina del Teatro Colón cumplió con éxito notable, varias presentaciones en distintas ciudades europeas.

Un gran aporte a su carrera y trayectoria fue el haber acompañado, en el año 1967, a la famosa pareja de Margot Fonteyn y Rudolf Nuréyev en el Ballet Giselle.

También fue destacable su participación, durante 1968, en el Festival Mundial de la Danza de París, donde obtuvo el premio a La mejor bailarina argentina, que le fuera otorgado por la revista especializada «Opus».

En 1969 y como artista invitada inauguró la temporada oficial del Teatro Municipal de Santiago de Chile, donde recibió calurosos aplausos del público. Durante el año siguiente y al frente de un ballet de cámara, hizo numerosas giras por el interior de la República Argentina.

En 1971 Rudolf Nuréyev la eligió para compartir en el Teatro Colón los papeles principales en «Cascanueces», de Tchaikowsky, lo que nos muestra las excepcionales condiciones de Norma Fontenla, al haber sido invitada por una de las máximas figuras del ballet mundial, como lo era Nuréyev.

Posteriormente efectuó exitosos espectáculos de danza y presentaciones por televisión, junto con Rudolf Nuréyev y José Neglia.

Con su compañero José Neglia, bailarín principal del Teatro Colón, se esforzaron para lograr hacer llegar la danza clásica a altos niveles de popularidad en todo el país.

José Neglia (2/04/1929 – 10/10/71)

Ya de pequeño demostró interés por el baile, razón por la cual inició sus estudios de danza clásica, a los 12 años, en la escuela de Michel Borowski. Allí demostró tener sobradas aptitudes para la danza, y sus acelerados progresos le permitieron continuar en esa actividad y ser aceptado en la Escuela de baile del Teatro Colón de (Buenos Aires, Argentina). Fue tal el crecimiento en su carrera que le posibilitó acceder a ser el primer bailarín del cuerpo estable del ballet clásico de dicho teatro. A partir de entonces comenzó una carrera interesante y ascendente, actuando en diversos escenarios nacionales e internacionales con gran aceptación del público.

Fue distinguido con premios en distintas oportunidades, pero el más importante de ellos fue el otorgado por la Asociación Internacional de Danza, en París, donde recibe el premio Nizhinski, que le permitió acceder al reconocimiento mundial en el ámbito del ballet clásico. También en 1968 le fue otorgada en Francia la «Estrella de Oro», por considerársele el mejor bailarín del VI Festival de Danza de París. Su carrera continuó con éxito, y se presentó en distintos teatros; en espectáculos con fines culturales; y en giras de promoción y difusión de la danza clásica.

Se destacó en la interpretación de muchos papeles, sobresaliendo en los realizados en los ballets detallados a continuación: «Hamlet»(Laertes); «Scarlattiana» (el pastor); «Bolero de Ravel»; «Las criaturas de Prometeo»; «Orfeo»; «Romeo y Julieta»; «El niño brujo»; «Usher»; «Ajedrez»; y «Blancanieves»; entre otros.

Estaba casado, y tenía dos hijos.

Los Bailarines del Teatro Colón y el trágico final de 1971

Antonio Zambrana (15/2/34 – 10/10/71)

Estudió con Michel Borowski, Ekatherina de Galantha y Amalia Lozano. En 1956 entró por concurso abierto al Cuerpo de Baile Estable del Teatro Colón. Participó en las temporadas oficiales y en las giras por el interior y el exterior del país. Fue solista y primer bailarín en los ballets de repertorio. Como solista, hizo “Juan de Zarissa”, de Egk-Tatiana Gsovsky; “La bella durmiente del bosque”, de Tchaikowsky-Carter y “El moro de Venecia”, de Blacher-Tatiana Gsovsky; entre otras obras. Como primer bailarín, actuó en “Romeo y Julieta”, de Prokofieff-Skibine; “Suite en Blanc”, de Laló-Lifar y “Giselle”, de Adam-Coralli, entre otras otras obras. Actuó también en danzas de óperas, tales como: “Moisés y Aarón”, de Schoenberg con bailes de Araiz, como solista; “Las bodas de Fígaro”, de Mozart, coreografía de Tomín, como primer bailarín y “La voix humaine”, de Poulenc. Bailó además en diversos ballets. A partir de 1963 fue partenaire de Carmen Subirachs, con quien actuó en teatros de Córdoba durante varios años. Desde 1969 realizó giras por todo el país, patrocinadas por una empresa comercial que reunió a un selecto grupo de intérpretes del Colón para realizar una tarea de difusión cultural. A mediados de los años ’60 tuvo su propia academia y se presentó en televisión en repetidas oportunidades.

Carlos Santamarina (5/3/42 – 10/10/71)

Inició sus estudios con Irma Penas y luego entró en la Escuela Nacional de Danzas. Intervino en el Ballet Infantil y Juvenil de Beatriz Ferrari y también tomó clases con Jorge Tomin. Por un tiempo participó en un grupo de ballet particular dirigido por un empresario. Al renunciar, estudió con Roberto Giachero, Noemí Romero y María Ruanova. En 1961 entró como contratado al Ballet del Sur de Bahía Blanca. Un año más tarde, ingresó al Cuerpo de Baile del Teatro Argentino de La plata. Bailó en papeles solistas en “Sílfides”, de Chopin; “El espectro de la rosa”, de Weber y en “Interplay”, de M. Gould. En 1962 fue contratado por el Teatro Colón y, en 1964, quedó estable. En 1966 pasó a ocupar los puestos de solista y de reemplazante del primer bailarín. Como tal, bailó en “Sílfides”, de Chopin; el bufón y pas de cinque en “El lago de los cisnes”, de Tchaikowsky; “Suite de blanc”, de Laló-Lifar; “Cascanueces” y Mercucio en “Romeo y Julieta”, de Tchaikowsky; “Bolero”, de Ravel; “Anabell Lee”, de Schiffmann; “Spiritu tuo”, de D’Astoli y el papel protagónico de “Giselle”, de Adam. Actuó además en el interior del país, en Europa y en Latinoamérica. Bailó en Amigos de la Danza y se incorporó al elenco del Ballet de Buenos Aires. En 1967 actuó con primeras figuras del Teatro Colón en Gala de Ballet, en el Teatro Auditorium de Mar del Plata.

Carlos Schiaffino (21/4/32 – 10/10/71)

Se formó en la Escuela de Baile del Teatro Colón. Debutó en el Teatro Municipal de Buenos Aires en 1947. Al año siguiente, entró por concurso al Cuerpo de Baile del Teatro Colón. Pronto ganó los cargos de corifeo y solista. En varias temporadas fue designado primer bailarín. En 1965 la Dirección del Teatro Colón le otorgó una mención especial por su actuación en “Coppelia”, de Delibes. Con el elenco del Colón realizó giras por el interior del país y por el extranjero. Con el auspicio de la Secretaría de Cultura bailó en Neuquén, Salta, Bariloche, Chubut y otras ciudades. Fue partenaire de Nora Irinova. En 1969 dirigió un grupo de primeras figuras del Teatro Colón en la Fiesta de la Danza realizada en el Club Italiano de Buenos Aires. Entre 1969 y 1971 realizó un ciclo de ballet patrocinado por una empresa comercial. Allí fue primer bailarín y director técnico y artístico y viajó por todo el país. Ofreció además espectáculos por televisión y actuó como primer bailarín en la película “Pájaros de cristal”. En 1971 bailó por televisión, cuando Rudolf Nureyev fue invitado al país.

Margarita Fernández (22/11/1932 – 10/10/71)

Comenzó a los cinco años en el Teatro Infantil Labardén. A los siete, ingresó a la Escuela de Baile del Teatro Colón (luego Instituto Superior de Arte) y se recibió a los catorce. Ocupó primero el puesto de bailarina de fila en el Cuerpo Estable del Teatro Colón y, a los catorce, ganó por concurso y por unanimidad el cargo de solista. Su primer papel -ya como primera bailarina- fue en “Sueño de niña”, de J. Strauss. También actuó en obras como “Juan de Zarissa”, de Egk; “El niño brujo”, de Salzedo; “Anabel Lee”, de Schiffmann y “El junco”, de Ugarte. Realizó giras con el elenco estable por el interior de Argentina y por el exterior. En 1968 bailó en el Festival Internacional de la Danza de París en papeles destacados. En 1970, actuó en Uruguay. Entre 1969 y 1971 participó en un grupo de ballet patrocinado por una empresa comercial que realizó un ciclo de difusión cultural por el interior del país, y por Perú, Bolivia, Brasil y Paraguay. Integró también varias compañías de ballet con destacados bailarines, con quienes realizó giras por el interior. Como coreógrafa, se destacan sus dos creaciones “Visión romántica”, de Ravel, para el Concert Ballet dirigido por Enrique Lommi, y la organización de la Fieta de la Danza del Club Italiano con primeras figuras del Teatro Colón, dirigidos por Carlos Schiaffino. Hizo varios recitales por televisión con el Royal Ballet y con José Neglia y actuó en diversas películas. El Ateneo Rotariano de Buenos Aires le otorgó en 1968 el Laurel de Plata como personalidad femenina del año en la especialidad ballet.

Martha Raspanti (31/5/39 – 10/10/71)

A los 7 años ingresó al Teatro Labardén para estudiar Danzas clásicas, Folklore y Arte escénico. En su examen de admisión a la Escuela de Baile del Teatro Colón obtuvo el primer puesto entre 200 aspirantes. Cursó los nueve años de la carrera, más uno de perfeccionamiento y se recibió con mención especial y medalla de oro. Paralelamente, comenzó la carrera de la Escuela Nacional de Danzas, pero decidió abandonar luego de un tiempo por razones de salud. Como alumna de ambas instituciones intervino en algunos balletes y realizó giras por el interior del país. Al egresar del Colón ingresó como corifea en el Teatro Argentino de La Plata. Debido al éxito obtenido al bailar con José Neglia en “El espectro de la rosa” de Weber, fue invitada por las autoridades del Colón a integrar el elenco estable. Como solista, desempeñó su primer papel en “Proteo”, de Debussy. Bailó además en “Fedra”, de Auric; “Coppelia”, de Delibes; “Las hadas”; “Suite en Blanc”, de Laló; “Pilar de fuego”, de Schoenberg; “Los inocentes” y “La bella durmiente del bosque” y pas de trois de “Cascanueces”, de Tchaikowsky (este último dirigido y bailado por Rudolf Nureyev). En 1968 participó de una gira con el Cuerpo de Baile por Francia, Bélgica, España y Marruecos. Bailó en los teatros más importantes del interior del país, en cine y en televisión. Además, estudió piano, Historia del arte y fue voluntaria del Hospital de Niños, después de ofrecer allí funciones benéficas.

Rubén Estanga (2/1/1945 – 10/10/71)

En su primera infancia estudió baile español. De los ocho a los dieciocho años estudió danzas clásicas en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón con Gema Castillo, Jorge Tomin, Michel Borowski, María Ruanova y Roberto Giachero. Formó parte del cuerpo de baile de dicho instituto y luego ganó por concurso el cargo de estable en el elenco (en algunas ocasiones fue solista).

Como integrante de ese elenco realizó diversas giras por el interior del país y por Uruguay. En el interín, formó parte del Ballet Infantil de Beatriz Ferrari como primer bailarín. Luego siguió estudiando danzas españolas con el maestro Alcalá y, también, danzas folklóricas. En 1968 fue solista en el Festival de la Danza de París. Se destacan sus actuaciones en: “El sombrero de tres picos”, de de Falla, como el molinero; “Romeo y Julieta”, de André Tchaikowsky, como Mercucio y “Pájaro de Fuego”, de Ígor Stravinski. Actuó en diversos teatros de Buenos Aires y del interior junto con las primeras figuras del Teatro Colón. Formó parte de una compañía patrocinada por una empresa comercial, con la cual recorrió Argentina y otros países americanos.

Sara Bochkovsky (4/2/33 – 10/10/71)

En 1943 ingresó en la Escuela de Baile (luego Instituto Superior de Arte) del Teatro Colón, donde se formó bajo la dirección de Gema Castillo. En 1950 obtuvo la designación de bailarina del Cuerpo de Baile Estable del Colón. Como integrante de ese elenco se destacan sus actuaciones en: “La dama y el unicornio”, de Chailey; la princesa italiana de “El lago de los cisnes”, de Tchaikowsky en el pas de quatre de la misma obra; “El niño brujo”, de Salzedo; “Usher”, de García Morillo y en “El sombrero de tres picos”, de de Falla. En 1968 viajó a Europa como parte de la delegación argentina que representó al Colón en París. En Argentina realizó ciclos de recitales privados con diversos bailarines y se destacó en “Don Quijote”, de Minkus. Actuó en la temporada del Teatro Coliseo (realizada con la participación de Rudolf Nureyev y el Cuerpo de Baile del Teatro Colón). Bailó en las salas más importantes del interior del país y se presentó en varios países sudamericanos.

Los Bailarines del Teatro Colón y el trágico final de 1971

Día Nacional de la Danza

Por está tragedia se recuerda el 10 de octubre como el Día Nacional de la Danza. Y en 1972, un años después, se inauguró el Monumento en Plaza Lavalle en honor a la pareja de bailarines.

La obra la realizó el Carlos de la Cárcova (1903-1974), escultor, arquitecto y profesor de la cátedra de escultura en la Escuela Superior de Bellas Artes. Entre su obra se hallan importantes monumentos y esculturas, como la emplazada en honor a Norma Fontenla y José Neglia bautizada como la «Fuente de los Bailarines».​

Participó, junto a los arquitectos Ermete de Lorenzi, Vicente Otaola, Aníbal Rocca y el escultor Gonzalo Leguizamón Pondal en la presentación de un anteproyecto para la construcción del Monumento a la Bandera, recibiendo un cuarto premio en ese concurso. Fue nombrado miembro de la Academia Nacional de Bellas Artes.​

Día de la Danza

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -
Artículo anteriorMurió el querido actor Hugo Arana está madrugada
Artículo siguientePlaza Oeste en el Día de la Madre: abierto para compras