Mascha Kaléko a la cual Google le rinde homenaje con un doodle

Mascha Kaléko a la cual Google le rinde homenaje con un doodle fue una la poeta judía que marcó la literatura alemana y debió exiliarse en medio del nazismo. El doodle de hoy es de la artista Ramona Ring.

Mascha Kaléko la poeta a la cual Google le rinde homenaje con un doodle. Los poemas y canciones de Mascha Kaléko le valieron un el reconocimiento de la vanguardia literaria de la década de 1930 en Berlín. El 16 de septiembre de 1974, Mascha Kaléko realizó su lectura final en la Biblioteca América Memorial de Berlín.

Su nombre de nacimiento era Golda Malka Aufen, hija de Fischel Engel y de Rozalia Chaja Reisel Aufen y había nacido el 7 de junio de 1907 en Schidlow, sur de Polonia. Con el estallido de la Primera Guerra Mundial, ella y su familia huyeron del país hacia Alemania y establecieron en un nuevo hogar en Berlín en 1918.

- Publicidad -

En 1925 Kaléko fue contratada como aprendiz en el (Oficina para el Bienestar de las Organizaciones Judías en Alemania) (Arbeiterfürsorgeamts der jüdischen Organisationen Deutschlands) en Berlín. Y simultáneamente acudía a los cursos vespertinos de filosofía y psicología, entre otros, de la Universidad Lessing y de la Universidad Friedrich-Wilhelm, hoy llamada Universidad Humboldt de Berlín.

El 31 de julio de 1928 se casó con el maestro de idioma hebreo Saul Aaron Kaléko y adoptó su apellido. Y luego entró en contacto con la vanguardia artística de Berlín y así conoció a Else Lasker-Schüler, Erich Kästner y Joachim Ringelnatz.

Un año después publicó su primera poesía en el periódico Der Querschnitt y lentamente fue creciendo su popularidad. 

En el poema de Kaléko «Un poco de gloria» (Das Bißchen Ruhm), compara la fama con plantas que deben mantenerse con cuidado diario, un concepto que se refleja en la ilustración del Doodle de hoy.

En 1933, publicó su primer libro, “La taquigrafía lírica” (Das Lyrische Stenogrammheft), seguido dos años más tarde por “El pequeño lector para adultos” (Kleine Lesebuch für Große).

Mascha Kaléko a la cual Google le rinde homenaje con un doodle

El trabajo de Kaléko describió la vida urbana diaria durante el ocaso de la República de Weimar y, a través de versos satíricos, exploró temas importantes como la injusticia social y el exilio.

​En 1933 publicó el Cuaderno Lírico Estenográfico (Lyrisches Stenogrammheft) que más tarde elogió el filósofo Martín Heidegger: «Su cuaderno estenográfico demuestra que usted sabe todo lo que a los mortales les está dado saber».

Mascha Kaléko a la cual Google le rinde homenaje con un doodle

Pero aunque obra fue un éxito y, aunque se había publicado en enero, los nazis la quemaron en mayo sólo porque la autora era judía. La editorial Rowohlt publicó una segunda edición en 1935 y un año antes Das kleine Lesebuch für Große.

En diciembre de 1936 nació el hijo de Kaléko, Evjatar Alexander Michael, en Berlín, cuyo nombre fue cambiado en el exilio por el de Steven. El padre del niño fue el director Chemjo Vinaver.

El 22 de enero de 1938 se disolvió el matrimonio de Saúl y Mascha Kaléko, seis días más tarde ella se casó con Chemjo Vinaver.

Masha conservó el nombre artístico de Kaléko. Y la nueva familia emigró en septiembre 1938 a los Estados Unidos de América. Chemjo Vinaver no tuvo el éxito profesional esperado; Kaléko mantuvo a la familia escribiendo textos para publicidad comercial y escribió también poesía para niños.

En 1939, Kaléko publicó textos en la revista del exilio judío Aufbau en lengua alemana. En 1944 la familia Vinaver/Kaléko obtuvo la ciudadanía estadounidense. El 6 de diciembre de 1945 Kaléko participó activamente en una velada del neoyorquino Progressive Literary Club, una iniciativa fundada por Heinrich Eduard Jacob para el cultivo de la lengua alemana en el exilio, que recordó al difunto poeta.

Después de la guerra volvió a tener su público en Alemania, el Lyrisches Stenogrammheft fue editado nuevamente con éxito por la editorial Rowohlt (1956). En 1960 se le quiso premiar con el Premio Fontane de la Academia de Artes de Berlín (occidental) pero ella lo rechazó por la presencia de un miembro de las SS en el jurado, Hans Egon Holthusen, quién llegó a trabajar en el Goethe-Institut en la ciudad de Nueva York y posteriormente obtuvo una cátedra en la Universidad Northwestern en Evanston, Illinois, Estados Unidos, cargo que ocupó hasta 1981.

En 1960, En el mismo año Mascha Kaléko emigró a Jerusalén (Israel) por amor a su marido. Allí sufrió intensamente bajo el aislamiento cultural y lingüístico, viviendo solitaria y decepcionada.

Y en 1968 su hijo falleció repentinamente en Nueva York. Después de morir su esposo Vinaver en 1973, reencontró en su último año de vida las fuerzas para escribir. Murió en 1975 —solo 14 meses después que su marido— en Zürich de cáncer de estómago.

Los cuatro son poemas de Kaléko publicados en los ’70 y otros de sus obras póstumas para puedas leerlos acá:

Esa pequeña fama

¿Qué se parece tanto a esa pequeña gloria

como a una flor de invernadero?

Si quieres que brote la pobre plantita,

tienes que regarla todos los días.

Y esparcir fertilizante. Y marihuana.

Mira el clima. Y camina en silencio.

Pero si no te importa un comino, nunca serás

coronado por el A-ka-de-mie.

¿Nostálgico de qué?

Cuando digo «nostalgia», digo «sueño».

Porque la patria vieja apenas existe.

Cuando digo nostalgia me refiero a mucho:

lo que nos deprimió durante mucho tiempo en el exilio.

Ahora somos extraños en nuestra ciudad natal.

Solo quedaba el «dolor».

El «hogar» se ha ido.

Receta

Ahuyenta los miedos

y el miedo a los miedos.

Durante unos años

todo será suficiente.

El pan en la caja

y el traje en el armario.

No digas mio

Todo te está prestado.

Viva un tiempo y vea

lo poco que necesita.

Prepárate.

Y ten la maleta lista.

Lo que dicen es verdad:

lo que debe llegar, llega.

No vayas hacia el sufrimiento.

Y está ahí,

míralo a la cara en silencio.

Es fugaz como la felicidad.

No esperes nada.

Y guarde su secreto con cuidado.

Incluso el hermano revela,

se trata de ti o de él.

Toma tu propia sombra

Al compañero.

Bueno, barre tu habitación.

E intercambiar el saludo con el vecino.

Arregle alegremente la cerca

y también la campana de la puerta. Mientras tanto,

mantén la herida en ti despierta

bajo el techo.

Rompe tus planes. Sea inteligente

y apéguese a los milagros.

Se han registrado

durante mucho tiempo en el gran plan.

Ahuyenta los miedos

y el miedo a los miedos.

Adiós a Berlín

Berlín, en marzo. El primer viaje a Alemania,

desde que fui desterrado hace mil años.

Veo la ciudad de una manera nueva,

con la guía en la mano.

El cielo es azul. Los pinos escuchan suavemente.

En Steglitz, un carbonero me habló ayer en el

parque del castillo. Ella me reconoció.

¡Y de nuevo me despiertan los gorriones de Berlín!

Me encanta este tono alegre y blandito.

Los escucho arañando mi ventana por la mañana,

Am Ku-Damm en la pensión de la casa de verano,

vengo feliz, según la vieja tradición,

como entonces,

charlando sobre mi carga de trabajo diaria con dichos gorriones.

Ya es pascua. El tilo es verde.

¿Cómo olía hoy a primavera en Grunewald?

El primer pájaro carpintero golpea la corteza de abedul.

Ahora el viento del este silba desde el último hoyo.

Y todo pregunta ¿cómo encuentro Berlín?

– ¿Cómo lo encuentro? ¡Oh, todavía lo estoy buscando!

Busco entre las ruinas de la

humanidad y la arquitectura de estuco.

Berlinert uno: «¡Te digo hola!»,

Casi creo que estoy tras la pista de aquel entonces.

Pero esta nueva dureza en el rostro…

Berlín, ¿dónde estás? ¿Dónde estás?

En mi corazón camino por las calles,

donde a menudo no hay nada más que un letrero.

En mí, el forastero, vive la vieja imagen de

La ciudad que tantos miles han olvidado.

Camino como en un sueño

A través de este paisaje tiempo y espacio.

Y no sé cómo siento

nostalgia por los temps perdus…

Berlín en primavera. Y Berlín en la nieve.

Mi primer libro de versos en las librerías.

Los amigos del Romanisches Café.

¡Cuánto veo que ya no veo!

¡Cuán fuerte me hablan las piedras de Pompeya!

Ambos nos tragamos nuestra medicina,

Pompeya sin pompa. ¡Bonjour, Berlín!ADEMÁS

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -
Artículo anteriorChina comenzará a vacunar contra el COVID-19 en Noviembre
Artículo siguienteMorón económico: Ghi en lanzamiento de misión comercial a Paraguay