A Juntos por el Cambio Morón ahora le preocupan los medios locales

Juntos por el Cambio Morón y su falsa preocupación por los medios locales
Juntos por el Cambio Morón y su falsa preocupación por los medios locales

A Juntos por el Cambio Morón ahora le preocupan los medios locales. Una historia insólita en la que se dejó hasta una Ordenanza de Regulación de la Pauta Oficial de lado.

A Juntos por el Cambio Morón ahora le preocupan los medios locales. Esta semana la oposición dio a conocer un comunicado detallando que el gobierno municipal otorga publicidad oficial a medios nacionales, dejando un porcentaje mínimo para los locales. La preocupación del macrismo aparece tras 4 años de una gestión inexistente en el área de prensa bajo el Gobierno del intendente Ramiro Tagliaferro.

(por Santiago Alonso).- Esta semana la Coalición Cívica-Ari publicó cuatro placas donde muestra con preocupación el dinero que la gestión de Lucas Ghi invirtió en radios, canales de televisión, portales y periódicos de llegada nacional.

Acto seguido, muchos de los referentes de Juntos por el Cambio, manifestaron una profunda indignación porque, según su argumentación, la adjudicación de pauta a medios nacionales afectaba a los locales.

Pero la oposición en Morón tiene que tener algo claro. El mensaje es sencillo: no intenten hablar por los y las periodistas del distrito impostando indignación. No quieran ser nuestra voz.

Ustedes no representan las inquietudes de las radios, canales, portales y diarios de Morón. Quizás de una parte mínima pero nunca del conjunto. Yo tampoco, con la salvedad que desarrollo la actividad desde hace casi 20 años en el oeste.

Algunas impresiones dada la repentina preocupación:

Según el balance 2019 del gobierno de Ramiro Tagliaferro, la administración anterior adjudicó publicidad oficial a 29 medios locales de un total de 148 registrados. Es el 19,59%.

Los demás son medios nacionales, y se les adjudicó pauta oficial de forma directa o a través de intermediarios, es decir, personas físicas o agencias que revenden publicidad a varios medios, casi todos nacionales y alguno que otro provincial.

El grueso de las publicidades otorgadas fue a canales de televisión de llegada nacional y radios con la misma potencia. Sin embargo la preocupación del espacio ahora es por los medios locales. Ajá.

Sepan que desde que ustedes, los integrantes de Juntos para el Cambio, asumieron en 2015, no fueron pocas las radios de Morón que comenzaron a atravesar serias dificultades económicas a raíz de los tarifazos que aplicó el Presidente Mauricio Macri y que convalidaron María Eugenia Vidal y Ramiro Tagliaferro.

El daño fue irreversible y eso se tradujo en una merma de la producción de contenidos local independientes, los que ahora tanto les preocupa.

Mientras las radios y los comercios se fundían el presidente decía que “había que pagar con alegría”. El entonces Ministro de Educación afirmaba que “había que reconvertirse” y “ponerse una cervecería artesanal” o “buscar trabajo como piloto de dron”.

Aquí un spot de los colegas de FM Fribuay, una de las tantas radios afectadas:

El colega Pablo Ovín, quien conforma el colectivo de esta emisora afirmó que «el trato de la gestión de Tagliaferro a los medios locales fué lamentable, discriminatorio y nada apegado a la ley. A FM Fribuay (Frecuencia de Rock Independiente de Buenos Ayres, por sus siglas), la excluyeron durante 4 años de la pauta oficial, incumpliendo una ordenanza que destina un porcentaje de la publicidad a los medios zonales y gastando millones en grandes medios de la capital».

FM Oriente 92.3, emisora de Ituzaingó pero con llegada y cobertura sobre temas de relevancia para Morón también se vió perjudicada. En noviembre del 2018 se vió obligada a suspender su emisiones por aire por que no pudo sostener los gastos de energía eléctrica.

Desde ese entonces emite únicamente por internet, dejando la estación con 35 años de historia en una situación delicada. Todos los partidos políticos tuvieron su espacio en esta radio, tanto al frente de un programa como en calidad de entrevistados. Nadie puede decir que se le haya cerrado la puerta para exponer sus argumentos. Este fué el comunicado que posteamos por aquel entonces. Ese que nunca hubiésemos querido publicar:

¿Ganó el periodismo?

Al no ser un tema que parece que manejen o les importe, salvo para hacer un intento de show en el concejo y las redes, les detallo que cuando una radio local apaga los equipos porque no puede emitir por aire dado que consumen mucha energía eléctrica, recibe menos publicidad. Por lo tanto se traduce en menos voces produciendo contenidos autóctonos.

La ecuación es sencilla: menos publicidad, menos periodistas y sólo música como única chance de emisión de contenidos. Esa fue su política de medios cuando gobernaron. También lo fue a nivel nacional cuando vaciaron Radio Nacional o echaron a colegas de Télam mientras Hernán Lombardi, Secretario de Medios públicos, afirmaba «ganó el periodismo».

Antes del 2016 las radios del distrito contaban con «tiras diarias» de dos o tres horas con periodismo local, es decir, trabajo local. Seguramente muchos dirigentes de Juntos por el Cambio hayan sido entrevistados allí. A partir de 2016, el cambio fue abrupto, tanto, que inmediatamente varios medios incluso dejaron de existir.

Pauta a sitios que no existen

Sin embargo hay otra cosa igualmente grave que ocurrió entre 2016 y 2019 bajo el Gobierno de Juntos para el Cambio. En un detalle que tengo en mi poder figuran diferentes portales tanto de radio como de contenido gráfico, que tuvieron publicidad oficial del gobierno de Ramiro Tagliaferro pero no existen. Son 7 en total y el valor de pauta asignado para esas webs llega al millón de pesos.

Esos sitios son: lapoliticaba.com, http://lanotanews.com, http://oesteconectado.com, http://moronradio.com, http://clasepolitica.com, http://cronicasoeste.com, http://universidadesdehoy.com.ar. Los y las invito a que intenten ingresar a esas webs y le expliquen a los vecinos las razones por los que están en blanco. Algunos registrados, otros no, y un tercer grupo a la venta. E incluso alguno de ellos sin una visita. O sea, no es que abrió y cerró. Tan siquiera se registró el dominio (el nombre) y jamás se construyó el portal.

Ya que no rindieron cuentas por el escandaloso ejercicio del 2019 sería saludable que den algún detalle a través de las redes, esas que usan para referirse a nuestra labor con tanta vehemencia. Decir “no me acuerdo” y “hay que ver” no es una respuesta.

Tampoco se entiende la indignación frente al hecho de que el gobierno de Lucas Ghi otorgue órdenes de publicidad en medios nacionales ya que la administración de Ramiro Tagliaferro también lo hizo.

Algunos ejemplos previos a diciembre del 2019: Radio La Red, Clarín, Radio Con Vos, CNN Radio, FM Rock and Pop, Canal 26.

Encuentro en este balance pautas otorgadas a periodistas en forma individual, muchos de los cuales gozan de espacios de privilegio a diferencia de nosotros, cuya labor es autogestiva y de recursos limitados.

Algunos favorecidos bajo la gestión de Juntos para el Cambio fueron Gerardo “Tato” Young, Osvaldo Granados, María Julia Oliván, Maximiliano Montenegro, Beto Valdez. Todos un promedio de $95.000 por sitio.  Con $95.000 pesos se paga la luz de medio año de una emisora en Haedo.

Juntos por el cambio desguazó la Radio Pública de Morón

Pero el embate de Juntos por el Cambio (PRO, ARI y UCR) no sólo alcanzó a medios privados y cooperativos sino al primer medio público de Morón, lo que me afectó personalmente.

A los pocos meses de haber asumido Juntos para el Cambio desguazaron por completo la estructura de Radio M, la radio pública del Municipio de Morón donde trabajé un año y medio.

Esta emisora tenía una frecuencia modulada adjudicada por AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual).

La radio había nacido a fines del 2014 por decisión política de Lucas Ghi en sintonía con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, aquella ley que – perfecta o no – contemplaba que las universidades, cooperativas, sindicatos y municipios cuenten con un medio local y público, como aún hoy lo conserva Ituzaingó.

Radio M contaba con un equipamiento envidiable para cualquier radio local privada. Micrófono de primer nivel, apto para hacer emisiones de calidad.

En el 2016, las nuevas autoridades del área de comunicación decidieron que no querían tener una radio a cargo. El argumento es que “no querían una radio política sino más bien cultural” como si una cosa pudiera estar divorciada de la otra.

Por ese motivo trasladaron a sus únicos dos empleados, la periodista Florencia Rodríguez y yo, hacia la Dirección de Cultura, de donde dependería en esta nueva etapa.

En ese marco logramos hacer transmisiones en vivo de los recitales de vacaciones de verano. Estamos en febrero 2016. Y hacíamos exteriores porque nos movieron de lugar dejándonos sin estudio. Luego, desarmaron definitivamente la emisora.

Los elementos quedaron desperdigados en la Dirección de Cultura. Micrófono, consola, caja de retorno. Todo fue a parar a un armario. Un televisor pequeño también se «perdió» tras habernos quitado el control de esos bienes. Al poco tiempo desaparecieron un par de costosos auriculares producto de ese desinterés.

En abril de 2016, el medio estaba totalmente desarmado, a Florencia Rodríguez la despidieron como a tantas personas en la primer oleada y las computadoras dedicadas a emisión y edición quedaron afectadas a tareas puramente administrativas. Todo el contenido realizado hasta la fecha se eliminó. Nunca había sido testigo de un desprecio tan profundo por lo público.

Consola rota y desmantelamiento

Tiempo después supe que hubo un intento de rearmarla con otro equipo en 2019 pero tampoco prosperó. Me cuenta un técnico que cuando le dieron la consola estaban los potes rotos y reventada. Yo ya no estaba ahí desde hacía tiempo. La decisión política nunca existió a diferencia de Moreno, Merlo o Ituzaingó. En el distrito vecino, la Radio Pública del Oeste funciona desde 2014 sin problemas.

Comparto estos datos con ustedes por esta preocupación manifiesta por «los medios locales que buscan subsistir», según los dirigentes de Juntos para el Cambio. Con un esfuerzo descomunal, lo hacemos. Pero nada es gracias a ustedes, que no fueron, ni son, ni serán parte de la solución. Ustedes, Juntos para el Cambio, fueron y seguramente serán para los medios territoriales, parte del problema.

En el orden nacional aplicaron tarifazos a toda la población, espiaron periodistas y los estigmatizaron por no tributar en favor de su partido. En el plano local adjudicaron pauta a medios inexistentes y reventaron el único medio público que tenía nuestro distrito.

Como dato adicional -pero no central- ningún periodista de la comunidad de Morón con los cuales tengo trato hace años conoce los sitios que detallé arriba. No forman parte de la sociedad local ni se los reconoce por ningun lado, justamente por que son páginas en blanco.

A Juntos por el Cambio Morón ahora le preocupan los medios locales

Y son parte del problema

Puede gustar o no mi desempeño profesional. Es parte de las reglas del juego. Pero entre los colegas nos conocemos, coincidamos o no ideológicamente. Si en algún momento los medios de comunicación atraviesan alguna etapa de estabilidad, no será por ustedes.

Cuando tuvieron la posibilidad de afianzar la democracia y el debate público, lo obturaron con sus medidas como hicieron en todo orden cuando instalaron un clima de época de profundo revanchismo, violencia política, desprecio por lo popular y odio como el que quieren reeditar.

Así lo demostró el renunciado concejal y ciudadano norteamericano Emiliano Catena quien tras publicarse la noticia de su falsificación de firmas para irse a Miami a resolver un asunto personal trató a los periodistas de “pautadependientes”. Con ese exabrupto tan recurrente ahora que no es más concejal nos hizo un enorme favor: mostrar realmente cómo es al revelar el grado de respeto que tiene hacia la labor local y su reacción cuando un artículo simplemente no le gusta.

Por otro lado, los que conocen el «espacio» de medios locales, saben que prácticamente ninguno es «pautadependiente», como dice desde la ignorancia Emiliano Catena, el concejal que huyó pandemia.

También lo demostró una militante del PRO que se comunicó conmigo y otros colegas para intimidarnos y exigirnos que eliminemos fotos y nombres propios de una nota sobre la última marcha anticuarentena donde participaron familiares de Jorge Rafael Videla que son vecinos del distrito. Las respuestas abajo posteadas fueron hechas de forma pública y también privada.

Ustedes cuentan con familiares de Videla como adherentes a su partido. Algunos hasta fueron funcionarios menores de su gestión. La reacción ante nuestras notas lo demuestran los mensajes que nos llegan:

La violencia política que destilaban antes y la de ahora tienen una diferencia: afortunadamente ya no están a cargo del manejo del Estado. Y eso para los periodistas que queremos que todos tengan voz y existan más medios locales de calidad, es una noticia excelente.

No pedimos su aplauso, sino respeto por nuestro trabajo y que no nos subestimen. Tenemos memoria. Su defensa artificial y sus planes de gobierno son dos cosas que los periodistas de Morón no necesitamos.

Por eso repito lo expresado arriba: no quieran hablar por nosotros.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario