Morón: cómo fueron los comercios de ayer (Fotos!)

Morón, ¿cómo fueron los comercios

Morón: cómo fueron los comercios de ayer. En este artículo, el historiador Alberto César Lacoste refleja el comercio de Morón del Siglo XIX y XX. Hace un recorrido costumbrista cuando Morón tenía sus propias marcas y empresas.

Morón: cómo fueron los comercios de ayer. El artículo fue publicado por primera vez en la Revista Siglo Oeste. Y es llamativo el detalle con que narra Alberto César Lacoste este segmento de historia local aunque faltan precisiones.

Y así comienza el texto:

Les diré algo sobre el comercio de aquellos tiempos. La tienda de San Marcos, que se llamaba Blanco, funcionaba entre Belgrano y Brown, donde hoy está el Palacio Municipal y el Concejo Deliberante. Era de los padre de la familia San Marcos, entre los que hubo destacados militares abanderados en el Colegio Militar de la Nación.

En la esquina de 25 de Mayo y Brown, la tienda Zapico, cuyo dueño compró el terreno a seis pesos la vara. Hoy día, la propiedad se ha vendido a razón de 50 mil pesos el metro cuadrado.

Frente al cine-teatro Morón, en 25 de Mayo, la tienda El Siglo, de Canicer, suegro de Espoli, ex Juez de Paz.

Justo desde la vereda de Passadore, la tienda de Luzardi, que fue presidente de la Sociedad Italiana y a quien un incendio le destruyera el negocio.

El Café De Caro, en la esquina de 25 de Mayo y Rivadavia, después la tienda de Pardo y posteriormente de Tarascón, de Massa y Cuerda Hnos.

Se la conoció bajo el nombre de El Progreso.

Morón, ¿cómo fueron los comercios

En 25 de Mayo al 100, las Tres BBB. Su dueño era Ramallo; El Imperio, de Antonio Martí, ubicada en 25 de Mayo al 900; Los Aliados, sobre 25 de Mayo 122, que era atendida por Armando Alonso, Gregorio Hernández y Demetrio Mechagual.

Y El Amigo del Pueblo, de Isidoro Walzer, en Belgrano y Rivadavia.

El Amigo del Pueblo Morón de Isidoro Walzer

Nuro Rumié en la calle San Martín 161; Amado Neif en San Martín esquina Mitre; La Fama, en 25 de Mayo al 1000; El Porvenir, de Agulleiro y Cía., en San Martín y Brown; La Favorita, de Servando Balaguer, en 25 de Mayo y Brown.

Vicente Pittavino en Buen Viaje y 25 de Mayo; Sainz-Fernández en San Martín y Rivadavia; Pablo Jonch, en 25 de Mayo 26; Pantaleón Garcés, Florentino, Josefina Ceilondre y finalizo con la de Ángel Grattone en Rivadavia y 9 de Julio.

En la esquina de Rivadavia y San Martín se encontraba la fonda de Falchi, que se llamaba Celeste. Tenía dos hijos. La hija se casó con el “Pampa” González, y el hijo fue el prestigioso escribano con quien se formó el escribano Alfredo Bonino, padre del actual escribano Bonino, con buffet en la calle San Martín al 200.

Hablando de escribanos, no puedo dejar de mencionar a Tiburcio V. Molina, Eduardo Bonora, Jorge Barné, Oscar y Federico Spinosa, Bartolomé Natal, Luis Llorens, Alberto J. J. Juliano, José María Suhilar, Osvaldo Solari, Dri y Helvio Negro Cigarroa.

Acá, el primer piso en donde funcionó la Escribanía Suhilar:

Morón Escribanía Suhilar

En el actual corralón de materiales de Romano, nieto del fundador, don Emilio Semería, que antes estuvo en la calle Belgrano, había una gran casa de inquilinato.

En su mayor parte, eran sus ocupantes vendedores ambulantes de nacionalidad turca, que fumaban sus clásicas pipas. De allí partía la “galera”, con pasajeros hasta la estancia Del Pino.

Frente a ese inquilinato se hallaba el depósito de forrajes de don Juan Semería.

En 25 de Mayo casi esquina Brown, la herrería de Joandet; al lado, la bicicletería de Dartayet, que después se hiciera famoso con la juguetería y afines.

En la esquina de Rivadavia y 25 de Mayo estaba nuestra mueblería El León.

Morón Mueblería El León

En la otra esquina, la cochería de don Prudencio Domínguez, donde luego estuvo la agencia Ford y después la agencia Rugby de don Juan Parpaglione, donde vino a colaborar don Alberto Serritelli.

En la esquina restante estaba la fonda de Bianchi, que se llamaba La Leonera.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Las cocherías 

Lindero con la cochería de Domínguez, había otra cochería, la de Verduc, que después se asoció con su cuñado don Ignacio Duarte.

Acá, el aviso publicitario de la época:

Cochería Duarte

En la “Quinta Amarilla” estaba la famosa cochería de la familia Reviello, ampliamente conocida por todos. Acá, la foto de uno de sus vehículos tomada en 1930:

Cochería Reviello

como así también el Cochero Argentino.

En la esquina de Pierrestegui 22 estaba la Cochería de Pache, frente al cementerio. Acá también el aviso de la época:

Cochería Duarte

La cochería Duarte-Scarpa, llamada La Constancia, estaba ubicada en la calle Rivadavia 1172.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Las farmacias

La farmacia Cogliati, establecida por los abuelos de los actuales dueños, funcionó en el local al lado del Obispado, lindero a la Catedral de Morón. Y luego en la esquina de Rivadavia y Buen Viaje.

Farmacia Cogliati

Quiero mencionar a dos encargados antiguos de esta farmacia tan conocida, queridos por todos los clientes de aquella época: Menotti y Delfino; posteriormente, también, Ceferino, que con el tiempo tuvo la suya en 25 de Mayo y Sarmiento; era de Echaverri y Barosa.

Otras farmacias se agolpan en mi memoria: Sabino Zarlenga, La Moderna; M. L. Mareque, Juan Bianchi, Ignacio M. Alegría, Carlos Barrera, De Paoli y La Victoria.

Farmacia Mareque Ondarts Morón

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Los cafés

El Café Labarta, en la esquina de Brown y Belgrano, hoy Óptica Taboada, donde asiduamente concurrían guitarristas y payadores y donde actuaron muchas veces Gabino Ezeiza y José Bettinoti.

Si bien no hay una foto del Café Labarta, existe una foto de los ’70 de la Optica Taboada en la que también figura su primer titular, Roberto Taboada.

Optica Taboada Roberto Taboada

Otros cafés fueron El Argentino de los Hermanos Volpi, frente al Colegio San José que así se anunciaba. Incluía billares y salón para la familia.

Café El Argentino de Volpi

Y el Tokio, sobre Rivadavia; Duarte, en la calle Belgrano frente a la plaza.

El Pergamino, en Rivadavia y French. Después vinieron otros más sofisticados como El Molino, en Rivadavia esquina 25 de Mayo.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Las zapaterías

Dos zapaterías muy antiguas que funcionaron muchísimos años, la de Ondarts y la de Mustoni; éste fue intendente municipal en los años 1921, 1926 y 1927.

Recuerdo con cariño a don Pedro Ondarts, que siempre tenía un gesto de simpatía, sobre todo para los niños, y también era considerado dentro de la colectividad vasca de la zona como el consejero infalible de todas las actividades comerciales

Datan de vieja época otras zapaterías, tales como la de Ares, que se encontraba en la esquina de Rivadavia y Belgrano, y que luego fue la mueblería La Sorpresa, de don Isaac Goldfinger.

Alú, en Rivadavia y San Martín, frente al Bar Alemán, lugar preferido por don Adolfo Farías Alem, Nicolás Meda y otros intelectuales.

La zapatería Ángel Fernández, primero en la calle Mendoza y luego en Brown. La Central, de José Sala, en San Martín 57. La Alsina, de Alejandro Gallo, en la calle Belgrano al 900. La de Testa, la de Francisco Ferrari, en Belgrano 65. La de Manuel Romero y la de Garrido.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Los almacenes

Don Antonio Franchi tenía el almacén en San Martín y Brown, que después fue de Velazco. En la esquina de Rivadavia y Belgrano estaba el hospedaje y fonda de Martín Hospitaleche; después el almacén El Piamontés, de Palmero, y enfrente la herrería de Pinzón.

En Independencia y Sarmiento estaba la cancha de pelota de don Juan Huarte, suegro de Evaristo Verduc e Ignacio Duarte, después de Bertini.

Entre los almacenes importantes, cabe mencionar el de don Ángel Grattone, donde se encuentra actualmente el Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Sufrió un gran incendio; luego fue reconstruido. Era el número uno en su tiempo, aunque ya estaba el almacén de Passadore, que data del año 1880, que contaba con despacho de bebidas y venía surgiendo de forma acelerada y fue luego el más importante en la zona durante muchos años.

Grattone tuvo tropiezos en su negocio que le obligaron a la liquidación total, hasta el remate de sus propiedades.

En subasta pública adquirió el local del almacén Ricardo Passadore en 20 mil pesos, quien después lo vendió al Banco Provincia, que en ese entonces funcionaba enfrente, sobre 9 de Julio, al lado del bar y restaurante de los hermanos Nuin, donde hoy están los hermanos Bertini.

En Belgrano y Buen Viaje, el almacén de Nuin, padre del que fuera juez.

En Mitre y Río Piedras estuvo varios años el almacén de Manuel Passadore; se le denominaba Passadore Chico.

En Brown y San Martín se encontraba la tienda de Agulleiro, quizás la principal de esa época.

El almacén de los hermanos De Paoli en Salta y Alem era muy importante. El almacén de Bilbao, en la calle Brown (hoy oficinas Luchillo).

Los padres de ese señor tenían fonda a la vuelta. En 9 de Julio, entre Rivadavia y Brown, había un gran mercado.

Fue famoso el almacén de Pedro Gavio, frente al cementerio.

El almacén de Roberto Montagna, en Brown y Belgrano. Almacén y Bar Degenaro, frente a la Iglesia. Termino con los almacenes de Barloco y Domingo Montero, este último en 25 de Mayo y Mitre.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Las confiterías

Recuerdo la confitería de Juan Massa y sus hijos. Famosa por sus empanadas y alfajores y también por el retrato de Mitre y el reloj de péndulo.

La panadería de don Ángel Braga, que se llamaba La Primavera, en la esquina de Rivadavia y Brandsen (hoy 9 de Julio), padre de los médicos que tan prematuramente se fueron y a quienes tanto se apreciara.

La panadería de don Teodoro Castaño, llamada La Plaza, por estar frente a la Plaza General San Martín. Figura la foto en la portada de esta nota, y acá la volvemos a colocar.

Morón Panadería La Plaza

La Gioconda, de Emilio Mucilli, en 25 de Mayo y Mitre, hoy inmobiliaria de Antonio Milano.

El Americano, de Ferreyro, en Alem y Salta; La Favorita, de Ricardo Juliano, en Belgrano esquina Pellegrini; La Flor del Norte, de Fanjul, en la calle Mendoza.

Del Sol, de Luciano Aldecoa, en la calle Mitre; La Gloria, de Miguel Forleo, en Constituyentes casi Azcuénaga; La Moderna, de Cadano y Pratto, en Rivadavia al 1000; La Modelo, de Guzzi, en Mitre y Uruguay, y las panaderías de la familia Casanova en varios locales.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Las peluquerías

Peluquerías hubo muchísimas, y quizás me olvide de algunas. Rafael Lopardo Hnos., en la calle San Martín 1151; Pascual Penini – Pittari, en 25 de Mayo al lado del Cine Morón.

Cine Teatro Morón

Peregrino Bottiglieri, en Humberto 1° (hoy Uruguay) al 1050, que se llamaba La Lira del Sud; Rougies, en Mitre; Pedro Bombelli, en Belgrano 1020; Iris, de Cayetano D’Angelo, en San Martín 560.

Maison Bleu, de R. Cerrato, en San Martín 840; Figliolo, de Félix Fligliolo, primero en Saavedra y Rauch y luego en Brown y 25 de Mayo, los jueves regalaba entradas para el Cine Morón.

Sabino Brioli, en Rivadavia 18100, fue la primera peluquería con cinco sillones giratorios. Julio Lombardo, en 25 de Mayo 21.

Trifón, de Bevilacqua, en Belgrano al 800, luego en Rivadavia y 25 de Mayo; José Canceri, en Buen Viaje casi esquina Belgrano; Agustín Frangi, en Alem y Salta, tenía pajaritos de toda clase de y color.

Ricardo Gongolo, en Córdoba al 600; Tomás Alfredo Pecorelli, en Carlos Pellegrini, límite de la “Quinta Amarilla”.

Hinesky (El Ruso), en Mitre y Uruguay; Joaquín Ramos, en Mendoza y Florencio Varela.

El Cholo Martín, en San Martín al 800. Los Hermanos Achi, más conocidos por Los Turcos Hayes, en Mitre y Río Piedras.

Florentino Cigala, en Mitre al 1200; José Vilcaplana e hijos, en 25 de Mayo 777. La Primavera, de Manuel Coquibus, en Pueyrredón y 9 de Julio. José Ferreyra, en Mendoza al 300; Emilio Albini, en San Martín 31; Ernesto Dellabianca, en Belgrano 61; Ezequiel San María, en 25 de Mayo 20.

“Cauti” Gonzalo en Mendoza entre Machado y Alem; Juan Petri, Antonio Rigotti y José Orbini.

En cuanto a las peluquerías de señoras, no eran, como ahora, numerosas, pero recuerdo a Zulema, de Melitón Capurro y Zulema Benvenuto, en Belgrano 1061; Riggio, en 25 de Mayo y Buen Viaje; Casalla, en la calle Belgrano entre Brown y Rivadavia; Casa Mer, en San Martín esquina Rivadavia.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Las sastrerías

El buen vestir era primordial en aquellos tiempos y pueden dar fe de ello sastrerías y sastres como La Elegancia, de Pascual Cupaiuoli, en la calle Brown al 1000.

Roguín estaba en San Martín esquina General Paz.

Rossi y Bevilacqua, primera ubicación en 25 de Mayo 790 y luego en Rivadavia 1124.

Pantayi Fanariotis en Brown al 1100; Domingo Sirotti, en San Martín 265 frente a la plaza; Kons en Rivadavia entre Casullo y San Martín; Abraham Braun, en Rivadavia al 18000; Vicente Belcore, en Rivadavia al 18100; Román Santillán, en Independencia 99; La Juventud Moderna, de Vicente Giscando, en la calle Sarmiento frente a la plazoleta.

La París, de Domingo Sinoloni Hnos., en 9 de Julio al 800. El Triunfante, de Juan Vialaret, en la calle San Martín 90, luego Brandsen (hoy 9 de Julio) al 700; José Ferrari, en San Martín 18; Salvador Canfora, Roberto Albonete y Manuel Miranda.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Los fotógrafos

Después del buen vestir, una buena fotografía, y para esto qué mejor que Casa Villafañe, tradición que fue pasando de generación en generación.

Casa Villafañe Fotografía Morón

Primero estaba ubicada en la calle 25 de Mayo al 300, luego en Sarmiento frente a la estación.

En la foto, Esteban Villafañe en su estudio a los 20 años de edad.

Morón Esteban Villafañe

Benjamín Fernández, en la calle San Martín, frente a la plaza principal.

Ángel Fernández, hermano del anterior, estaba en la calle 25 de Mayo entre Rivadavia y Brown.

Montenegro, en 25 de Mayo y Buen Viaje. Fermoselle en la calle Brown; André comenzó muy chico en la calle Uruguay, y llegó hasta la calle Buen Viaje, frente a la Sociedad Italiana.

Sociedad Italiana de Morón

Concluyo con otro grande de la fotografía, Sebastián Astrico, quien estaba en la calle 9 de Julio, al lado de la casa quinta de don Pedro Lacoste y en diagonal a la casa de la familia Pasalagua.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Los colectivos

La empresa Rappazzo tenía una línea de colectivos (dos o tres) con el N° 10 y hacía el recorrido desde la estación de Morón hasta lo que es hoy el Colegio María Mazzarello, Don Bosco y Agüero.

Colegio María Mazzarello

Creo recordar que la primera línea de ómnibus salía de frente a la estación de Morón e iba hasta Liniers. El vehículo era un Ford a Bigote con asientos a lo largo y cobraba diez centavos de ida y quince de vuelta. El empresario, chofer y guarda era una misma persona.

El vehículo era similar al de la foto:

Ford T a Bigote Buenos Aires

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Las imprentas

En Brown, entre Belgrano y San Martín estaba la librería e imprenta de Pedro Poli, a quienes todos los niños visitábamos por su bondad y cariñoso trato. En su imprenta se formó nuestro amigo Erasmo Catalano, quien con el tiempo puso sobre la calle Brown su imprenta Gutenberg.

Existían otras imprentas, como El Imparcial de Rezzónico y La Tribuna de Giménez y Zuleta, sus últimos dueños, en la calle Belgrano, frente a la plaza.

Morón, ¿cómo fueron los comercios

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Las carnicerías

Para un buen asado había que concurrir a las carnicerías de José Rollero, en 25 de Mayo 316, al lado de Delva.

La Nueva, de José Orlando y Cía., en Casullo al 400; Juan Benvenuto, en San Martín 19; La Sierra, de Baldomero Burgos, en Casullo y Alem; La Abundancia, de Teodoro Serosato, sobre Rivadavia.

La Unión, de Ricardo Núñez, en Boatti y Mitre; Las Victorias, de Clement, en García al 1700; Gerardo Mercadal tenía la suya en 25 de Mayo y Rivadavia.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? La construcción

En la época de mi relato, Morón se estaba agrandando en la parte edilicia y los proveedores de materiales de construcción fueron varios.

Entre los que recuerdo estaba el corralón de materiales de Soifer; el aserradero y corralón de Yametti, Sansobrino y Sasselli; el corralón de maderas de Tocchio, ubicado en la calle San Martín; el corralón de materiales de Camagni y Semería, en Rivadavia al 1000.

Sobre la calle Salta, el corralón de Freddy y García (que aún existe).

Construcción de obras de Antonio Yomini, en Mitre al 1800; materiales de construcción de Pedro Parini, en Humberto 1° al 900 y la carpintería llamada El Progreso, de Pedro J. Polero e Hijo, en Belgrano al 800.

Las fábricas de ladrillo eran de Bonicalzi, Carimato, Bartellone y Cervini.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Los conservatorios

 Los conservatorios de música eran cuatro. El de Fornabaio; el de Bonnefoux, frente a la plaza; el Macagni, en la calle Brown y el Buenos Aires, en Rivadavia.

Morón, ¿cómo fueron los comercios? Repaso final

Y ahora sí, a vuelo de pájaro, citaré sin orden algunos otros comercios para finalizar mi relato.

La heladería de Pancho y Eugenio Scarfó, primeramente de Roque; la famosa heladería Delva de la familia Passerano, hoy convertida en pizzería.

Pizzería Delva Morón

En la calle Brown, frente a la Municipalidad, estaba la heladería de Capi.

Librería y juguetería Sarmiento, de Lorenzo Caro; la casa de la electricidad de Aquiles Nani; la empresa de pinturas de Juan Scandizzo; la herrería de Francisco Morbelli y la de Rossi Hnos.; las talabarterías de Berard y Fourcade; la relojería de Dell’Eva; la de Cione y la de Miguel Dante; el jardín Las Tunas de Javier Leive.

La cigarrería de Mele; la sombrerería de Francisco Di Pietro; la Casa de la Suerte, lotería, librería y juguetería de Juan Bautista Dartayet; la hieleria de César Carletti y la de los Hermanos Lena; la cafetería de los hermanos Franceschino.

La bicicletería de Pascual Scaramuza; la de Ruperto Serrato y la de Fiorito; el Mercado Morón de Balaguer Hnos.; La Genovesa de Carlos Pavese.

El bazar Dos Mundos, de J. Roger-Balet; el bazar La Aduana, de Emilio Córdoba; el almacén, bazar y ferretería de Spina; la casa Solía.

Los talleres mecánicos de Cayetano Zalla, Mariezcurrena Hnos., Martioda Hnos., Máximo Grana y Jacobo Conde.

La Martona; la G.D.A., luego fiambrería de Salmena.

La agencia de autos Ford de Galup Lanús y Cía.

Weiss en la calle Rivadavia y Chevrolet de José Bellio en la calle Brown.

Los carros atmosféricos  a domicilio de Ochotorena, Cimillo y YamettiRusso.

La casa Electrón, de Alfonso Machín; la marmolería de Inchausti; la de Pache y la de Ragolia.

Al margen de la nota, agregamos esta foto en la que se ve a socios de la Asociación Comercial e Industrial Morón (ACIM).

De izquierda a derecha, sentados, Ernesto Galup Lanús, Alberto Serritelli, José M. Passadore, Constantino Fanjul y Víctor Ramallo.

Parados: José G. Gallardo, Francisco Del Prete, Sabino Zarlenga, Angel A. Pisano, Diego Tamargo, Carlos Aulicino y Angel Cuerda.

Morón, ¿cómo fueron los comercios

Y por nuestra cuenta podríamos agregar las tintorerías.

Doi, sobre avenida Rivadavia; Siete Colores, sobre Belgrano entre avenida Rivadavia y Sarmiento; Salta entre Salta y Alem.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario