Diarios y Periodismo: Lanata y la Guerrilla (Paradojas)

Diarios y Periodismo: Lanata

En 1987, el guerrillero guerrillero Gorriarán Merlo financió a Jorge Lanata para que funde el matutino Página/12.

Diarios y Periodismo: Lanata y la Guerrilla (Paradojas). Toda la información que vas a leer a continuación está documentada. Se trata del recorrido que en ocasiones transita la “prensa independiente”, objetiva, plural. Y también Jorge Lanata.

La documentación no fue producto de una “somera investigación”. Esta publicada, registrada, editada y comercializada por la editorial Margen Izquierdo, propiedad de Luis Majul.

La leyenda cuenta que en 1987, con tan sólo 26 años, Jorge Lanata funda Página/12 y se inicia el mito.

¡Recibí noticias de Diario Anticipos en tu Whatsapp GRATIS!

¿Cómo funda Lanata Página/12? La historia oficial cuenta que con la ayuda intelectual del periodista Ernesto Tiffenberg y el dinero del empresario maderero Fernando Sokolowicz.

Pero resulta que en 2012, Lanata ya no es Página/12, sino un showman. Esta más cerca de un Tato Bores crispado y cínico o de un Enrique Pinti corporativo que de aquellos periodistas de investigación como Rodolfo Walsh o Pedro Leopoldo “El Tata” Barraza.

Y entonces habla. La historia, la verdadera historia que nadie se anima a contar, esta en este libro.

Diarios y Periodismo: Lanata

Diarios y Periodismo: Lanata

El dinero no lo puso el empresario maderero Sokolowicz, sino Enrique Gorriarán Merlo.

Sí, leyeron bien. El dinero lo puso uno de los comandantes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), brazo armado del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores).

La organización política militar la fundó Roberto Santucho en la década del ’60.

A la gente le suena mejor en la memoria escrito así: “PRT-ERP”.

¿Cuál fue el recorrido que hizo Lanata desde Gorriarán Merlo hasta Héctor Magnetto?

Comencemos por Gorriarán.

Gran parte del PRT-ERP muere el 23 de diciembre de 1975 durante el ataque al Batallón 601 de Monte Chingolo, Lanús.

El 24 de marzo de 1976 se produce el golpe de estado que lidera Jorge Rafael Videla.

Y entonces el PRT-ERP decide replegarse.

Pero antes de que sus principales miembros puedan salir del país, el jefe del movimiento, Roberto Santucho, y uno de sus comandantes, Benito Urteaga, son detectados en el departamento de Domingo Menna, un dirigente de relevancia en el estructura del PRT-ERP.

Una patrulla del Ejército al mando del capitán Juan Carlos Leonetti los rodea y ataca.

Mueren Santucho y Urteaga. También Leonetti.

¡Recibí noticias de Diario Anticipos en tu Whatsapp GRATIS!

Lo más terrible fue que en ese departamento, el departamento de Villa Martelli, encontraron los nombres de 395 miembros del PRT-ERP que uno a uno fueron desapareciendo durante el transcurso de siete meses.

De la redada, queda a salvo Menna sólo porque no estaba en el lugar.

Pero días después lo atrapan en la Estación Rivadavia del Ferrocarril Mitre. Y lo torturan hasta la muerte.

Queda con vida Gorriarán Merlo quién no estaba en el departamento de Villa Martelli y aprovecha para salir del país meses después.

Al año siguiente, 1976, Gorriarán Merlo reaparece como parte del Frente Sandinista de Liberación Nacional nicaragüense. Es el Jefe de Seguridad.

Y en 1980, con la “Célula 17 de Septiembre”, mata en Asunción, Paraguay, al ex dictador de Nicaragua, Anastasio Somoza, en donde estaba exiliado.

Diarios y Periodismo: Lanata

A fines de 1983, Gorriarán Merlo y un grupo de militantes del PRT-ERP fundan en Managua la revista Entre Todos los que Queremos la Liberación.

Fundan la revista una vez que la dictadura instalada el 24 de marzo de 1976 llama a elecciones.

En octubre gana el radical Raúl Alfonsín y el 10 de diciembre asume como Presidente de la Nación.

Con la democracia, algunos militantes que habían estado en cárceles comunes a Disposición del Poder Ejecutivo Nacional durante la dictadura, obtienen la libertad.

Entre ellos, Francisco Provenzano, Roberto Felicetti y Carlos Samojedny (los tres participarán en 1989 del intento de copamiento al cuartel de La Tablada que organizó y ejecutó desde la clandestinidad Gorriarán Merlo).

Y Gorriarán Merlo en 1984 vuelve al país, se reencuentra con sus compañeros y funda el Movimiento Todos por la Patria.

Si bien Alfonsín libera a los detenidos durante la dictadura, en 1987 incluye a jefes guerrilleros como Gorriarán Merlo (PRT ERP), o Mario Firmenich (Montoneros), en un decreto en el que se los acusa de múltiples asesinatos.

De ese decreto surgirá la acusación contra Alfonsín de confirmar la “teoría de los dos demonios” impulsada por la sectores progresistas de la Unión Cívica Radical.

Así que Gorriarán Merlo, en Argentina y libre, pasa a la clandestinidad.

Para ese entonces, Jorge Lanata trabaja en la mítica revista El Porteño de Gabriel Levinas.

Pero Lanata quiere llegar a más gente, a multitudes, hacer un diario.

El Porteño es una cooperativa con una edición de 30 mil ejemplares por mes. Es poca cosa para Lanata. El Porteño no es influyente.

Y Lanata quiere ser masivo, influyente y un bon vivant como lo fue Héctor Timerman y no el empresario rico y propietario de medios Rafael Cacho Perrota que llegó a ser jefe de Inteligencia del PRT ERP y murió en un Centro Clandestino de Detención.

Lanata no quiere ser Perrota, quiere ser un Timerman famoso, lo que también logrará.

Estamos en 1986, primavera alfonsinista. Por ahora Gorriarán Merlo esta libre y en la calle.

¡Recibí noticias de Diario Anticipos en tu Whatsapp GRATIS!

Y Lanata trabaja en la revista El Porteño la que compite con el semanario El Periodista.

Trabajando para El Porteño, Lanata conoce a “Manzanita”.

Y “Manzanita” es Alberto Elizalde Leal, un ex miembro del PC que en los ’60 viajó a Cuba para recibir formación política y militar y al regresar se suma a la Guerrilla Ejército de Liberación (GEL).

Pero es detenido y en la cárcel pasa a integrar el PRT-ERP.

En 1973 sale en libertad gracias a la amnistía que firmó Héctor Cámpora bajo la presión de Montoneros. Y cuatro meses después es capturado mientras participaba del copamiento del Comando Sanidad y lo encierran hasta 1984.

Al salir de la cárcel en democracia, “Manzanita” tiene una gran historia, la suya, dos hermanos desparecidos, Sofìa Inés y Felipe Romualdo, y una obsesión: escribir su propio libro.

Cuando en 1986 conoce a Lanata en la redacción de El Porteño le cuenta la idea del libro. Y le propone a Lanata que lo escriba.

¿Qué quiere “Manzanita”? Había leído “Recuerdo de la Muerte” del ex prensa de montonero Miguel Bonasso.

“Manzanita” le promete a Lanata acceder a todos los ex detenidos del PRT-ERP y contar la gran historia.

Lanata se entusiasma y acepta. Piensa: el libro, tal vez, me haga conocido, gane dinero y algo de fama.

En 1986 Lanata trabaja en Sin Anestesia, el programa que conduce Eduardo Aliverti por Radio Belgrano como productor, escribe para la revista El Porteño y prepara el gran libro que se convertirá en un clásico de la izquierda. Bastante para un pibe de su edad.

Entonces tiene la primera entrevista con el ex PRT-ERP Francisco Pancho Provenzano (quien morirá en La Tablada en 1989 junto a su mujer, Claudia Lareau).

Lanata no sólo le cuenta a “Manzanita”, también a Provenzano, su idea de hacer un diario mientras ensayan temas para el libro que se convertirá en un clásico.

Diarios y Periodismo: Lanata

¿Quién es Provenzano en 1986? El hombre que manejaba el Movimiento Todos por la Patria y el dinero de Gorriarán Merlo.

Lanata hace dos capítulos, entrevista a otros ex PRT-ERP, pero se le deshace el proyecto entre las manos cuando Raúl Alfonsín decreta que los jefes del ERP y Montoneros son asesinos.

En un abrir y cerrar de ojos, todos pasan a la clandestinidad o se fugan del país y Lanata ya no tiene historia.

Entonces Lanata insiste con lo único que puede sostener. Vuelve a reunirse con “Manzanita” y le repite: “¿Por qué no te venís para casa y te cuento bien el proyecto del diario?”.

La casa era en Paraguay esquina Armenia, barrio de Palermo. Ahí se vuelvan a juntar una vez más Lanata y “Manzanita”.

Luego, “Manzanita” le cuenta a Provenzano cada detalle del proyecto y llega la pregunta:

-“¿Cuánto vale?”, pregunta Provenzano.

Y “Manzanita” le pone los números de Lanata bien claros.

Diarios y Periodismo: Lanata

Así empieza la historia. Hasta que finalmente “El Gordo” se reúne con Gorriarán Merlo ese mismo año de 1986 aunque con Gorriarán Merlo ya en la clandestinidad.

¿Por qué? Porque Gorriarán Merlo tenía los datos precisos del Decreto que Raúl Alfonsín tenía guardado sin firmar. El día que le pusiera la firma, todos irían a prisión en días, y Gorriarán no quería correr riesgos.

Así que se reúne en la clandestinidad Lanta y Gorriarán Merlo. La fama tiene sus riesgos. Y Lanata está dispuesto a correrlos.

Enrique Gorriarán Merlo promete un millón de dólares durante el encuentro en Mar del Plata al que Lanata llega “tabicado”.

Es que los PRT-ERP no quieren que sepa dónde se aloja el líder de la organización.

De los varios encuentros participan como “custodios” Hugo Soriani y Jorge Prim, ambos también ex PRT-ERP y actualmente gerente general y vicepresidente del diario Página/12 respectivamente.

Llegan rápidamente a un acuerdo y el 26 de mayo de 1987 sale la primera edición del matutino Página/12.

¿Quién es la fuente de todo este relato? El primer secretario de redacción de Página/12, Rubén Furman. ¿A quién se lo cuenta? Al periodista Luis Majul. ¿Qué hizo Majul al escuchar la historia? Lo fue a ver a Lanata y Lanata, que odiaba y odia a “los página” por muchos motivos le reconoció a Majul que consiguió el dinero para lanzar Página/12 de Gorriarán Merlo.

¿Qué quiere contar en 2012 Lanata? Que el diario que deseaba y desea el cristinismo lo fundó él, un demócrata liberal con fondos de la la izquierda trotskista.

Quiere congar que nadie excepto él tienen el mérito de la fundación porque consiguió el dinero. Que el dinero no provino del peronismo, que el peronismo jamás hubiera hecho un diario como Página/12 porque Página/12 es un diario inteligente.

Lanata sale a contar todo después de que fuera borrado de la fundación del matutino, después de que no lo invitaran a los festejos por los 25 años del diario, después de que en los festejos hablara la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y no él.

Lanata cuenta la verdadera historia cuando sabe que saldrá impune y le hará daño al cristinismo.

La historia de los fondos del PRT ERP producto de secuestros y asaltos que obtuvo Jorge Lanata para fundar Página/12 es extremadamente interesante. Pero, mirá, no están en el libro.

Diarios y Periodismo: Lanata

Diarios y Periodismo: Lanata

No está en el libro el principal hecho: el origen de los fondos con los que fundó Página/12 y no le dijo a nadie.

Majul estropea la historia, obvio, y como es Majul, la estropea de punta a punta.

En vez de reconstruir la traza de qué sucede en este país, sobre cómo alguien como Lanata lanza un diario con fondos provenientes de los ex PRT-ERP en 1987 y termina trabajando para el Grupo Clarín en 2014, como da ese giro, como pasa de Página/12 al Grupo Clarín, el mismo grupo que en sociedad con la peor dictadura se expandió hasta dominar el mercado informativo, en vez de contar todo eso, Majul monta un anecdotario costumbrista de las redacciones argentinas e incluso de los caprichos del periodista.

Majul pactó una “amorfo-grafía autorizada”. Este dato es importante. Todo lo que cuenta Majul, Lanata le dice contalo. Majul arma una ensalada y hace un libro del que suprime la re pregunta que debería darle un sentido al libro: ¿De dónde salieron los fondos? Del PRT ERP, okey, ya lo contaste Majul. Y el ¿PRT ERP de dónde los sacó? Ah, de secuestros y robos y bancos que no contabilizas. Entiendo. Acá la gran paradoja.

¿Y cómo construyó Majul el libro? De manera temática, por lo que terminó de arruinar toda la información que obtuvo.

Majul hizo lo siguiente: Escribió Lanata y la cocaína, Lanata y las mujeres, Lanata y Página/12, Lanata y la televisión. Y entonces, en su libro, Majul va y viene en el tiempo y el espacio.

Diarios y Periodismo: Lanata

Es de manual: cualquier escritor, intelectual, periodista o estudiante sabe que las biografías temáticas no funcionan. No se entienden.

El lector ideal para estas biografías es aquel interesado en el anécdota corta, fácil, efectista.

Es un libro de verano para leer debajo de una sombrilla siempre y cuando uno se olvide el smartphone.

Las que funcionan y tienen reconocimiento, son las biografías que respetan la cronología. O sea, de cero a la actualidad. Y la documentan.

Majul es un “sujeto mediático”, un “producto televisivo” y por lo tanto no lo sabe. Como no lo sabe lo hace y en su hacer se equivoca.

No es recomendable el libro de Majul sobre Lanata editado por Margen Izquierdo.

Diarios y Periodismo: Lanata

Margen Izquierdo comenzó por editar ¡Al Horno! de Stone Chris, el cofundador de Record Plant junto a Gary Kellgren, y Gordon Lewis. Un libro sobre “Delicias de Marihuana para Preparar y Hornear”, que es lo mismo que arrancar una editorial con un libro de lo más bobo para habitantes de Palermo Hollywood. Pero es Majul, no perdamos eso de vista.

Luego, 18 libros más todos cuestionando seriamente al peronismo y al cristinismo.

El último fue el del Luis D’Elía de Cambiemos, el diputado nacional Fernando Iglesias, que lo re editó en 2019 en una versión “aumentada y corregida” como si fuera un tractatus filosófico y con el mismo título: “Es el Peronismo Estúpido: Cuándo, Cómo y Por qué se Jodió la Argentina”.

El texto, de 444 páginas, salió en diciembre de 2012 bajo el simple título de “Lanata” (muy original, claro) a través del sello Margen Izquierdo del propio Luis Majul.

El de Lanata versión Majul tuvo 40 mil ejemplares. Y obvio, Majul no llega a nada y le perdona todas las contradicciones a Lanata.

Pero si quieren leer algún extracto de Lanata por Majul, pueden ir a los capítulos Página/1 y Página/2, que van desde la hoja 73 a la 132, para sacarse todas las dudas.

Acá una contradicción muy bizarra: Página 432, en el último párrafo, Majul le dice:

-Si vos y yo tuviéramos cinco o diez años más quizás hubiéramos formado parte de Montoneros o el ERP.

Y entonces Lanata le responde:

-“(…) no habría estado ahí. (…) ¿Qué iba a matar a un colimba, a un pibe que estaba haciendo la guardia? (…) Ni en pedo. No creo que tampoco el terrorismo de (Eduardo) Firmenich sea igual al terrorismo de Estado. Pero tampoco creo que haya estado bien lo que hicieron estos tipos. (…) Estaban mal de la cabeza. ¿Vos serías capaz de dispararle a un tipo desarmado? ¿Tendrías a un tipo en un pozo, como tuvieron a Aramburu tanto tiempo?”.

Nada del PRT-ERP. Cero. Claro, si de los fondos de esa organización sacó el dinero que lo transformó en mito.

Pero a la hora de hablar de Héctor Magnetto no dice lo mismo.

Dice que es un tipo agradable que defiende la industrial nacional.

Mirá vos.

Y reconoce toda la tira de financistas de Página/12 bajo su dirección: Carlos Grosso cuando era jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; Eduardo Angeloz durante su tercer mandato como gobernador de Córdoba; de Alberto Kohan durante el menemismo y, por último, gracias a Fernando de Santibañes cuando era jefe de la Secretaría de Inteligencia del Estado durante el gobierno de la Alianza.

Diarios y Periodismo: Lanata

También, confirma la compra del diario en siete millones de dólares por parte del Grupo Clarín.

Y ya bajo la Presidencia de Néstor Kirchner, al frente de su segundo matutino, Crítica, Lanata admite que fue uno de los tantos que tocó el timbre en la Embajada Norteamericana para denunciar presiones del gobierno y solicitar auspiciantes.

Cuatro años después de la salida del libro, en mayo de 2016, finalmente los temores de Lanata se hicieron realidad: el Grupo Octubre, del sindicalista cristinista Víctor Santa María, ​compra el diario.

¿Qué sueño de Lanata quedó trunco? El de volver al Página/12 de la mano de Héctor Magnetto y tener la posibilidad de confrontar con el poder.

Pero el cristinismo le apuró la jugada y luego de que el ingeniero Mauricio Macri ganara la Presidencia de la Nación, el respaldo a Lanata decayó notablemente por falta de rivales políticos.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Diario Anticipos

Lo sabías?

1 COMENTARIO

  1. Por momentos pase de lo trágico a la risa, a quien damos crédito? Si pienso en las dictaduras , me quedo con los desaparecidos o no,que tuvieron ideales, no comparto la lucha armada de ningún bando, pero a los torturadores asesinos se los juzgó, y a los idealistas, los tiraron al mar. Argentina no era Cuba,y la gente no quería la guerrilla, y otros no queríamos a los genocidas. Lanata y Majul no me merecen el menor respeto
    .Hay periodistas para admirar,y no son estos. Hay mucho para hablar sobre esto, le dije a mi marido que lea este artículo, y lo comentaremos. Es apasionante,pero es más triste que apasionante recordar todo esto. Pero siempre es necesario.

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí