Hundimiento del Crucero General Belgrano: Memoria

Hundimiento del Crucero General Belgrano

Hundimiento del Crucero General Belgrano: Memoria. Hoy se cumplen 37 años del hundimiento del Crucero ARA General Belgrano. Los soldados que en ese momento tenían 18 años, esta año cumplirían 55.

Hundimiento del Crucero General Belgrano: Memoria. Fue el 2 de mayo de 1982. El crucero ARA General Belgrano lo hundió el submarino nuclear británico HMS Conqueror.

Fue a las 16.23 del 2 de Mayo de 1982. El comandante, Héctor Elías Bonzo, daba la orden de abandonar la nave torpedeada. Sabía que terminaría en el fondo del Océano Atlántico.

En su esqueleto metálico, quedaron atrapados 323 héroes, 323 mártires, 323 muertos injustamente.

Antes de las 17.00 de ese día, la quilla del ARA General Belgrano ya tocaba el lecho marino a 4.200 metros de profundidad.

Sobre el mar, comenzaba la lucha por la supervivencia. 72 botes salvavidas se posaban sobre un mar gélido y bravo.

Las balsas estaban sobrecargadas. Tenían hasta 30 personas.

En un primer momento, estaban atadas unas con las otras. Pero poco después tuvieron que cortar las sogas porque podían romperse.

Así que los 72 botes salvavidas quedaron a la deriva, con vientos de 120 kilómetros por hora y en el peor de los mares.

Hundimiento del Crucero General Belgrano: Memoria

Los sobrevivientes pasaron 48 horas en alta mar, 48 horas que se hacen interminables en condiciones de frío, hambre, shock e incertidumbre. Incluso algunos murieron sobre las balsas.

Los buques argentinos Gurruchaga, Bahía Paraíso, Bouchard y Piedrabuena fueron al rescate bajo una tormenta en el Atlántico Sur.

También participaron del rescate cuatro aviones que divisaron una gran mancha de aceite y luego vieron las balsas de color naranja.

Recién el 5 de mayo comenzaron a llegar los primeros supervivientes al puerto de Ushuaia.

En tierra, entre médicos y 170 enfermeras que formaron parte del conflicto bélico, atendieron a cientos de heridos y quemados tras el hundimiento del Crucero Belgrano.

Vergonzosamente para Inglaterra, el hundimiento se produjo fuera del área fuera del área de exclusión establecida por el Gobierno Inglés alrededor de las islas.

Es el único caso de un barco hundido en guerra por un submarino nuclear.​

Hundimiento del Crucero General Belgrano: Memoria

La flota argentina había partido el día 28 de marzo al Atlántico Sur. Pero el Ara General Belgrano se encontraba en mantenimiento y postergó la partida.

El 16 de abril de 1982 el ARA General Belgrano partió bajo las órdenes del comandante Héctor Bonzo con una dotación de oficiales, suboficiales, cabos, marineros, conscriptos y dos civiles.

Los civiles estaban encargados de la cantina del buque, voluntarios en la misión. En total, 1093 tripulantes.

La misión era relativamente tranquila: a) Navegar hasta la zona de conflicto y estacionar en la Isla de los Estados; b) tareas relacionadas con la vigilancia de los accesos Sur al teatro de operaciones; c) interceptar unidades enemigas y disuadirlas en el marco regional; d) evitar contacto táctico con unidades inglesas que portaran misiles superficie-superficie.

El Crucero ARA General Belgrano, tenía que mantenerse en espera entre la Isla de los Estados y el Banco Burdwood.

Hundimiento del Crucero General Belgrano: Memoria

El ARA General Belgrano se mantuvo fuera de la zona de guerra. Pero el submarino nuclear HMS Conqueror recibió la orden directa de Margaret Thatcher de hundir al ARA General Belgrano.

Recibió tres torpedos MK-813​ lanzados por el Conqueror desde una distancia de 5 kilómetros. Solo los dos primeros dieron en el blanco.

El tercero golpeó en el casco del Barco Bouchard sin estallar.

El primer torpedo mató a 274 tripulantes en el acto.

Hundimiento del Crucero General Belgrano

Minutos más tarde, la segunda explosión se produjo en en la proa y provocó el desprendimiento de 12 metros del barco. 

Comenzó la inclinación a babor, cesó la fuerza motriz y se apagaron las luces.

Pese a la oscuridad y otros inconvenientes, todo el personal salió y logró llegar a la cubierta principal.

Había heridos y quemados. Y también se atendieron a hombres con principios de asfixia. Todo lo hizo el reducido personal médico del ARA General Belgrano.

Las órdenes para evacuar llegaban a través de megáfonos al no existir suministro eléctrico producto del impacto de los torpedos. Y se retransmitían a los gritos sobre pasillos y cubierta.

Los documentos desclasificados por Estados Unidos​ revelan que Margaret Thatcher buscó al torpedear el crucero argentino para dar una demostración de fuerza y contundencia.

Fue un “blanco de oportunidad” que colocara a la defensiva a la dictadura argentina. El 30 de abril de 1982, la Primera Ministra de Inglaterra recibió la noticia de la posición del ARA General Belgrano.

Y 48 horas después dio la orden de hundirlo sin más. Un crimen de guerra impune.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Diario Anticipos

También te puede interesar:

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí