Tarifazo y salarios por Fernanda Vallejos (Exclusivo)

Tarifazo y salarios por Fernanda Vallejo

Tarifazo y salarios por Fernanda Vallejos es un informe de Proyecto Económico en donde la diputada nacional de Unidad Ciudadana pone en alerta los motivos de la contracción económica. ¿Perjudicados? Asalariados y PyMES. ¿Consecuencias? Inflación, pobreza y competitividad negativa.

Tarifazo y salarios por Fernanda Vallejos es un un trabajo técnico de 15 páginas, del equipo que lidera la economista en donde advierte que “los trabajadores en condiciones de mayor precariedad con ingresos equivalentes al salario mínimo vital y móvil, pasaron de gastar el 6,73% de su salario en tarifas, en 2015, a un 36,39% en 2018” mientras que “en el caso de los usuarios residenciales, el gasto en tarifas en el Área Metropolitana de Buenos Aries pasó de 3,18% del salario en 2015 a un 15,23% (13% sin transporte) en 2018, superando la barrera del 10% que indica que el hogar se encuentra en situación de pobreza energética”.

La diputada dijo que “a los argentinos les habían hecho creer que la política tarifaria que la política tarifaria del gobierno de Cristina era mala, que los subsidios eran malos. La realidad es que ese instrumento era una política de mejora de la competitividad para las empresas ya que les permitía tener costos de producción más bajos y un salario indirecto para las familias que, destinando una menor porción de sus salarios a pagar las tarifas, podían disponer de mayores ingresos para volcar al consumo y elevar su calidad de vida, mientras alimentaban el mercado interno y sostenían el círculo virtuoso que mantiene saludable a la economía”.

En este extracto del informe Tarifazo y salarios por Fernanda Vallejos, citan datos del Fondo Monetario Internacional (FMI). En 2015, Argentina se ubicaba en el puesto 70 entre los países que más subsidian la energía. En la mitad de la tabla. Pero en los últimos tres años, Cambiemos revirtió de forma drástica este “círculo virtuoso” y puso en marcha una política que coloca el eje en la oferta castigando al sector productivo y a los segmentos de menores recursos.

Y en el informe señala: “El Gobierno de Cambiemos instrumentó un modelo rentista para su política de financiamiento y tarifas, que implica tarifas altas, tasas de interés altas y salarios bajos, lo que condujo a un mercado interno declinante y en crisis, junto con la merma en la competitividad internacional por el elevado costo energético”.

Según Tarifazo y salarios por Fernanda Vallejos“un usuario promedio pagaba de gas $150 en 2015, y pasó a pagar $1.600 en una boleta, con un incremento de 967%. Sin embargo, el mayor de los aumentos es el sufrido en materia de electricidad, que alcanzó al 3.100%, pasando de $50 una factura promedio a más de $1.600”.

Vallejos también precisa que “en el caso del textil, un sector muy afectado por la política económica, en las ramas de hilado y tejido el costo de la energía paso de representar, en promedio, el 7% sobre el total de la estructura de costos en 2015 al 23% en 2018, en la producción de pasta de celulosa y papel, creció del 10% al 25%, y en algunos rubros como la fabricación de hilado sintético alcanza el 42% de los costos fijos”.

El trabajo cuestiona de raíz los argumentos centrales con los que el oficialismo justifica los incrementos del precio de la tarifa energética. 

“El primer dilema en cuanto a las tarifas es el precio en boca de pozo que el Gobierno garantiza a los productores, de alrededor de US$4 el millón de BTU (con un crecimiento pactado hasta los US$7 el millón de BTU), cuando la propia Secretaría de Energía reconoce que el costo en boca de pozo de Vaca Muerta se encuentra entre los US$2 y US$3 el millón de BTU”, señala el texto Tarifazo y salarios por Fernanda Vallejos, y sugiere que “Argentina necesita avanzar hacia un modelo armónico en materia tarifaria, transitando un camino hacia el desarrollo económico, con tasas de y tarifas bajas, que permita una mayor competitividad empresarial frente al mundo, facilitando su inserción exportadora; y, al mismo tiempo, salarios altos, que sustenten un mercado interno robusto”.

Por último, Vallejos concluye que “es tan grande la perversidad de la política de Macri que, mientras hizo campaña haciéndole pensar a los argentinos que era una barbaridad lo que el Estado gastaba en subsidios energéticos (en 2015 eran $365.000 millones en energía, en pesos de 2018, y $104.000 millones en transporte), hoy el Estado gasta $746.000 millones sólo en intereses para sostener la política de especulación financiera, fuga y endeudamiento que no beneficia a nadie, o sea, casi $300.000 millones más en intereses de lo que se pagaba en subsidios en 2015 para darle competitividad a las empresas y capacidad de consumo a las familias”.

Si querés recibir las noticias gratis a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción de Anticipos: 11 5 308 1445.

También podés seguirnos en twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Diario Anticipos

Podés seguir los cuadros del informe completo:

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí