Presupuesto Nacional 2019: El 70 % es Deuda y Seguridad Social

Dujovne Ministro de Economía

Presupuesto Nacional 2019: El 70 % es Deuda y Seguridad Social. Presupuesto Nacional 2019: ¿Por qué va a fallar? ¿Qué sabemos del Presupuesto Nacional 2019? Es recesivo. Tiende al déficit cero. Para lograrlo, todas las políticas son recesivas. Se incrementa la deuda en dólares para la suba de la moneda. Las tasas de interés sigue en un 75% por lo que hoy conseguir un crédito es imposible. No hay créditos para las PyMES. Se busca beneficiar al sector exportador para el ingreso de divisas.

(por Andrés Llinares).- Los números no fallan. Ponele. Lo que falla es el tiempo, el clima político, los resultados electorales. Y todo eso afecta a los números. ¿No llueve? Mala cosecha y 5.000 mil millones de dólares menos. El Presupuesto Nacional 2019 exhibe lo que Cambiemos llama la herencia. El gran debate es cómo salir del estancamiento.

Ahora, veamos los números lentamente.

Presupuesto Total 2019: $ 4.172.312.239.441.

En letras: Cuatro billones ciento setenta y dos mil trescientos doce millones doscientos treinta y nueve mil cuatrocientos cuarenta y uno pesos.

En dólares ($38): $ 109.797.690.511.

¿Por qué las quejas, protestas y rechazos?

Los más de 4 billones de pesos los tomamos como el 100%. Fácil.

Vamos a ver los principales puntos desagregados.

Pagos de Deuda:

En pesos: $ 746.389.149.419.

En letras: setecientos cuarenta y seis mil trescientos ochenta y nueve millones ciento cuarenta y nueve mil cuatrocientos diecinueve pesos.

En dólares: u$s 19.641.819.721.

En dólares y letras: diecinueve mil seiscientos cuarenta y un millones ochocientos diecinueve mil setecientos veintiuno dólares.

Como estos números son imposibles de entender leyendo, lo que se hace es tomar la representación de cada partida sobre el total.

Dado el total, ¿cuánto representan los pagos de deuda?

Representa el 17,88% del total del Presupuesto Nacional 2019.

Ya tenemos un número. Podemos decir que cada diez pesos que se recauda, emite o vende a través de bonos (que es tomar deuda) el Gobierno Nacional, dos pesos se van a perder en el pago de compromisos externos e internos.

Vemos que pasa con áreas sensibles:

Presupuesto Educación y Cultura: $ 30.366.198.252.

En letras: treinta mil trescientos sesenta y seis millones ciento noventa y ocho mil doscientos cincuenta y dos pesos.

En dólares: u$s 799.110.480.

¿Cuánto representa sobre el total?

Lo asignado a Educación y Cultura representa el 0,72% del total.

Este número, aunque no parezca, es cierto. Hay que tomar el monto asignado y dividirlo por el total. Y los datos están en la planilla que se adjunta abajo.

Vamos a ver todo el segmento completo que en el Presupuesto Nacional 2019 se denomina “Servicios Sociales”.

Servicios Sociales incluye: Salud, Promoción y Asistencia Social, Seguridad Social, Educación y Cultura, Ciencia y Técnica, Trabajo, Vivienda y Urbanismo, Agua Potable y Alcantarillado (y lean que es textual).

Todos estos segmentos juntos, bajo el punto de Servicios Sociales, suman: $ 2.642.080.198.477.

En letras: dos billones seiscientos cuarenta y dos mil ochenta millones ciento noventa y ocho mil cuatrocientos setenta y siete pesos.

Cuánto representa del Presupuesto Nacional? Representa el 63%.

Me van a decir que hay un error. Y no lo hay. Ocurre que del total, solo en Seguridad Social, o sea, jubilaciones, pensiones y asignaciones hay: $2.086.512.990.492. La mitad del Presupuesto Nacional. La mitad, sí. Esto no te lo explica nadie con números.

En cualquier escenario hay que señalar que el Gobierno Nacional, sea del signo que fuera, este número lo puede cancelar sólo aplicando nuevos impuestos como Bienes Personales, Ganancias a exentos o Pagos de Bienes en el Exterior, sosteniendo las retenciones al campo y las mineras e imprimiendo billetes.

Acá entonces implica tomar una decisión política. Al hecho concreto de “saco las retenciones, dejo de imprimir billetes y no aplico más impuestos”, le cabe la respuesta ¿qué achico?

El Gobierno Nacional decidió no eliminar la Seguridad Social. Entonces, ¿cómo reemplazo el ingreso al Tesoro? Eliminando subsidios.

Acá viene el debate, la pelea, la manifestación callejera como autodefensa. ¿Por qué? Porque llega el agua, la luz y el gas y no lo puedo pagar. Okey. ¿Quién paga? El Estado Nacional. Listo, bárbaro. ¿Quién paga la Seguridad Social? El Estado Nacional. Listo, bárbaro.

¿Qué dice el Estado Nacional? No tengo dinero. Lo pagamos todos.

Respuesta Urbana: Que lo pague el campo y las mineras.

Gobierno: Entonces el campo y las mineras no invierten, no crecen, no exportan y no tenemos dólares.

Esta es una parodia del diálogo entre el oficialismo y la oposición.

Y entonces aparece un elemento a tener en cuenta: ¿Cuál es problema que no entren dólares?

Si no entran dólares, los grupos concentrados no pueden generar ganancias al exterior. Sino giran ganancias al exterior, no invierten y si no invierten no hay trabajo. Este es el discurso oficial, el del Gobierno Nacional. Y acá hay una decisión política.

A la pregunta, ¿los grupos concentrados son capaces de invertir en Argentina? La respuesta es una: sólo si pueden girar utilidades al exterior.

La lógica en una economía tan frágil como Argentina es que sólo y recién sólo cuando un dólar entra, otro pueda irse.

Hasta acá hay empate. Si ocurriera esto, la suma da cero. Entra un dólar, sale un dólar. Por lo tanto, esta relación debería mejorarse. Pongamos una tasa de ganancia del 4% anual.

Por cada dólar que entra al año a nuestro país, deberíamos quedarnos con el 0,4 centavos para que  la utilidad/país nos ponga como una unidad de negocio rentable. Con ese dinero, podríamos sostener el Estado Nacional.

Una vez hecho esto, de lo que estamos más que lejos, empieza la puja por la distribución de la renta.

En Argentina siempre conlleva al conflicto social porque la facilidad con que sale el producido, las ganancias, parte de nuestro PBI, la utilidad/país, o sea, lo que se llama fuga de capitales es gigantesca, enorme, interminable.

No hablo de turismo, que en 2017 se llevó del país 20 mil millones de dólares. Hablo de transferir dinero o blanquearlo en el exterior de manera legal e ilegal. Las dos formas coexisten y se alternan.

Por lo tanto, el esfuerzo de ajustarse, de pagar por encima de las posibilidades los servicios básicos, de sobrevivir a una recesión más, va a estar condicionado por el resultado.

Como el resultado es la fuga de capitales, falla. Todos los esfuerzos van a fallar.

Por ejemplo, para este año 2018, la fuga de capitales se estima en 32 mil millones de dólares. Este dato surge del según el Balance Cambiario de junio del Banco Central.

En 2017, la fuga de capitales alcanzó los u$s22.148 millones.

Acá es cuando el Presupuesto Nacional 2019 falla porque ni el Presidente Mauricio Macri ni el Ministro de Economía, Nicolás Dujovne, plantean en términos reales como van a cambiar las condiciones de vida material de la sociedad.

O sea, a la pregunta, dentro de cinco años, o diez, ¿vamos a tener excelentes escuelas públicas? La respuesta es No Sabe / No contesta.

Y cuando encontramos una respuesta es la simpleza de “estamos por el buen camino”.

Se trata de un misterio, obvio, primero porque no hay muestras de mejoras materiales y segundo porque el contrato político entre el electoral y el actual Presidente no tuvo que ver con esto, sino pasarle una factura política al cristinismo.

O sea, nadie votó al Presidente Macri pensando que Argentina se iba a convertir en potencia. Se lo votó para que la ex Presidenta Cristina deje la política.

¿Ocurrió? No, Cristina sigue vigente. ¿El primer semestre ya pasó? Sí. ¿La economía se reactivó? No. Fin de la Novela Cotidiana.

Todo lo demás es controversial, para el análisis o el debate.

El hombre de a pie se pregunta, ¿Cristina esta presa? ¿Los corruptos perdieron sus bienes? ¿Pago menos de luz, agua y gas? Y cuando se responde: No, no, no, la conclusión es fácil y los problemas para el Gobierno Nacional de Macri muchos.

Una Síntesis del Presupuesto En Porcentajes Asignados

Administración Gubernamental: 4,025% (Poderes del Estado)

Defensa y Seguridad: 4,5%

Servicios Sociales: 63%

Servicios Económicos: 10,76% (Energía, Comunicaciones, Transporte)

Deuda: 17,88%

Si querés chequear todos los datos, podés ingresar a la web del Ministerio de Hacienda

¿Por qué va a salir mal?

Porque la recaudación es estimada. No puede ser de otra manera, obvio. Y el terreno de la economía esta afectada por todo, desde el clima político hasta los fenómenos metereológicos. Encima, existiendo una recesión, ¿el monto total de recaudación cómo lo obtengo en medio del desaceleramiento? Otra respuesta fácil.

A su vez, la apuesta es la exportación con dólar alto. ¿Por qué? Porque al cambiarlos a pesos, pago las cuentas corrientes de manera más fácil. Un dólar a $40 como indica el Presupuesto Nacional 2019 y un salario mínimo a 16 mil pesos, significa que el Estado Nacional va a pagar a cada trabajador un mínimo de 400 dólares.

Acá hay otra puja. Si soy productor, y me conviene exportar carne o frutas, ¿para que las voy a vender en el mercado interno? Este es el punto en que se dolariza la economía en el segmento alimentos. En el segmento servicios, ya esta hecho, y en parte.

En palabras del Ministro de Economía, Nicolás Dujovne, “el programa financiero de 2018 está cerrado en cuanto a emisiones netas. Esto significa que tenemos cubiertas las necesidades asociadas al déficit primario y al pago de intereses en lo que resta del año y sólo se necesita refinanciar parte de los vencimientos de capital”.

O sea, no se cubre. Lo esta diciendo Dujovne: “sólo se necesita refinanciar parte de los vencimientos de capital”.

Agrega: “En 2019, se necesitan U$D 2.500 millones de colocaciones netas y refinanciar U$D 20.100 millones, y no se necesitan nuevas colocaciones en dólares. Las necesidades financieras brutas (excluyendo Letes) ascienden a USD 38.900 millones, y para afrontarlos ya se encuentran asegurados los USD 11.700 millones del programa firmado en junio con el FMI y los USD 4.600 de organismos internacionales. De los USD 22.600 millones restantes necesarios adicionales, USD 20.100 millones pueden conseguirse con refinanciamientos y sólo USD 2.500 millones serían nuevas colocaciones”.

De esta cuenta difícil de entender, esta claro que en ningún caso pagamos con fondos propios. O sea, crece la deuda.

Y se justifica: “Estimamos que para diciembre de 2018 el stock de deuda pública será de USD 315.698 millones, lo que si bien implica una caída de USD 5.237 millones frente al mismo período de 2017, medida en porcentaje del PBI proyectamos un incremento de 29,9 puntos (de 57,1% a 87,0% del PBI), mientras que para la deuda neta proyectamos un aumento de 22,6 puntos (de 29,4% a 52,0%). Estos aumentos se deben esencialmente al incremento del tipo de cambio registrado este año, y el aumento en la deuda está asociado principalmente al aumento en el tipo de cambio real, que está en niveles elevados en términos históricos”.