Martín Marinucci y el escenario del Frente Renovador Morón

Daniel Arroyo Martín Marinucci

Martín Marinucci y el escenario del Frente Renovador Morón. El jefe del Frente Renovador Morón ya dijo que se presentará como candidato a intendente en 2019. Falta ordenar “la tropa” pero puede meter actores nuevos en la reconfiguración de un espacio peronista que se plantea como alternativa a Unidad Ciudadana. 

El principal problema de Martín Marinucci es de conducción. ¿Puede o no conducir el espacio que lidera? Meses atrás, uno de sus concejales, Domingo Bruno, pateó el tablero y abrió una banca aparte. Descontento con los acuerdos en el Concejo Deliberante del Presidente del Bloque de Concejales del Frente Renovador, Jorge Laviuzza, con Unidad Ciudadana, el sindicalista Bruno (Gastronómicos) rompió el bloque, pero no su pertenencia al espacio.

Apoya, pero con autonomía.El otro sindicalista que activa el Frente Renovador Morón es Hugo Pintos, Tesorero del Sindicato de Comercio Zona Oeste. Hoy distanciado de las actividades públicas del FR, pero con la convicción de no sumarse a Unidad Ciudadana.

Para entender los dos casos, hay que pensar en Unidad Ciudadana Morón como Nuevo Encuentro. Bruno y Pintos no tienen un problema con el peronismo, obvio, sino con lo que se llama el “sabbatellismo”.

“El peronismo conduce, no acompaña”, dicen. Mientras que Nuevo Encuentro le responde, “entonces ganen”. Para ganar, se abrieron porque Unidad Ciudadana no sé que tiene con la tradición democrática de ir a Primarias. Cuando las hay, es porque participan tres listas, total, la que gana se lleva todo. Esta fue la experiencia 2015.

Si hacemos memoria, hasta 2011, Nuevo Encuentro y el Frente para la Victoria presentaban listas locales propias. Separadas. Cada uno por su cuenta.

Ese año de 2011, gana las Elecciones Generales Lucas Ghi (41,85%) y segundo se ubica Marinucci (19,21%).

Los dos sectores llevan la boleta los legisladores provinciales y nacional del FPV. Pero en Morón van separados. ¿Cuánto suman? El 61,06% de los votos. Hay otra mirada: Marinucci saca casi el 50% de los votos que obtiene de Lucas Ghi.

Pese a la correlación de fuerzas dentro de un mismo espacio provincial y nacional, no hay intercambio. Ni un sólo referente del Frente para la Victoria Morón tiene lugar en el Departamento Ejecutivo que conduce Nuevo Encuentro.

Entonces el peronismo toma válido el consejo de Nuevo Encuentro: “quieren conducir, ganen”. Y se arman para ganar.

Si hubiera existido una Mesa de Conducción o como se llame y participación en el Departamento Ejecutivo, la historia hubiera sido otra. Pero nada de esto existió.

Así que llega el 2013 y en una troika seccional Nuevo Encuentro se suma a Unidad Ciudadana Hurlingham que llevaba a un peronista a la cabeza: Juan Zabaleta. ¿Qué pide a cambio Nuevo Encuentro? El mismo trato en Morón ¿Cómo equiparar el trato? Que el ex candidato a intendente en 2011, Martín Marinucci, firme la lista de concejales que encabeza Hernán Sabbatella como número dos.

Marinucci no firma. Es más, mete el gancho como número uno del Frente Renovador cinco días antes del cierre de listas y se sale con la suya: en las elecciones generales le gana a Nuevo Encuentro.

En 2013, Marinucci encabezando el Frente Renovador obtiene el 41,63% de los votos y Nuevo Encuentro 30,58%. Acá nace el error de la ausencia de Primarias en Unidad Ciudadana Morón, de la falta de una Mesa de Conducción compartida, de la apertura del Departamento Ejecutivo.

Pero el 2015 no le es favorable a Marinucci. Como Frente Renovador saca 16,88% de los votos y el 2017 tampoco al obtener el 10,44%.

Si trazamos la línea electoral de Marinucci fue de 19,21% en 2011, trepó al 41,63% en 2013 y descendió a 16,88% en 2015 y a 10,44% en 2017. Una Campana de Gauss.

En el marco del descontento social por las política económicas del Presidente Mauricio Macri, puede que el Frente Renovador amplíe nuevamente la base electoral.

¿Cuál será el armado más probable? Un Sergio Massa dentro del Peronismo Federal. La exigencia de Massa será alta. Les dirá a Juan Schiaretti, Juan Manuel De La Sola, Juan Manuel Urtubey, Miguel Angel Pichetto: “Ustedes pongan el candidato a Presidente y yo pongo el candidato a gobernador, armo la lista de diputados nacionales por la Provincia de Buenos Aires y también las ocho listas seccionales de legisladores provinciales”.

Negoción. Pero el Peronismo Federal no es tan dócil. Seguramente la lista de diputados nacionales va a ser materia de debate. Y van a colar referentes en las listas seccionales.

En este escenario, Marinucci tiene para sumar actores del peronismo local que desde hace años no encuentran espacio en Unidad Ciudadana Morón.

Suelto queda el PJ de La Intendenciadora que tiene dos cabezas. Actualmente lo conduce Santiago Muñíz y el año próximo el sindicalista Jorge D’Andrea (Sanidad).

D’ Andrea tiene buen trato con el candidato de Unidad Ciudadana Morón, Lucas Ghi, por su relación con el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta que en su armado incluyó a Nuevo Encuentro en el distrito vecino. Pero a su vez tiene diálogo con el Frente Renovador, a través del concejal Jorge Laviuzza.

D’ Andrea quiere ser diputado provincial por la Primera Sección Electoral. Y estará en el espacio que se lo asegure: Unidad Ciudadana o Frente Renovador.

Este punto bifurca el futuro. Hay dos caminos: El Partido Justicialista de Morón se va entero al Peronismo Federal con Marinucci a la cabeza o se parte y un sector queda satelitando alrededor de Unidad Ciudadana y Nuevo Encuentro.

Marinucci también puede sumar el Movimiento Evita de Cristina Rodríguez y Vanina Moro que ya sufrieron el escarnio de Nuevo Encuentro. En junio de 2016 le dijeron a Cristina Rodríguez que tenía que dejar la banca que ocupaba como suplente porque El Chino Navarro había dejado el bloque FPV de la Cámara de Diputados. Haciendo amigos.

Repasemos. Marinucci puede sumar el PJ, entero o en parte y el Movimiento Evita. Y ya tiene dos de los tres sindicatos más activos: Gastronómicos y Comercio.

El tercer gremio es la Unión Obrera Metalúrgica de Sergio Souto que en 2017 participó de la Primaria del PJ.

Si en 2017 Marinucci obtuvo 10,44%, con esta sumatoria iguala o pasa el número. Caso contrario todos los actores tienen que poner un local de comida rápida.

Queda un cabo suelto, la semana pasada se reunió con Pablo Navarro. ¿Vuelve Navarro? No se sabe. Pero se sentó en la misma mesa con Arroyo, Marinucci, Jorge Laviuzza y el también concejal Marcelo González.

Ahora bien, tiene que ponerse de nuevo el traje de conductor y reunir las patrullas perdidas. ¿Lo puede hacer? Depende de él. Consideremos también que la adversidad es grande. Y más lo será en 2019 cuando se reelijan todos los cargos ejectuvio: Presidente, Gobernador e Intendentes.

Una boleta probable será Urtubey Presidente, Arroyo Gobernador, Marinucci Intedente.

La lista de concejales a discutir, obvio, porque cada uno tiene sus pretensiones. Si se repite la misma elección, entran dos concejales. Si crece, puede que tres.

Si querés recibir las noticias gratis a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción de Anticipos: 11 5 308 1445.

También podés seguirnos en twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Diario Anticipos

También te puede interesar:

https://diarioanticipos.com/2010/07/11/el-nacimiento-de-la-prensa-argentina-y-los-tres-procesos-de-concentracion-y-trasnacionalizacion/