Tagliaferro visitó el PITAM donde se radicó Sero Electric

El Sero Electric ya circula por Godoy Cruz, San Luis y San Pedro. En el partido de Morón también buscan que este transporte pueda ser utilizado. Circulan en el Polideportivo Gorki Grana, la Reserva Natural Urbana y el Corredor César Albistur Villegas. También podrá hacer por las calles de Morón. No contamina ni rompe el asfalto.

El Gobierno Local conectó a la firma de La Matanza Dadalt, armó el proyecto, lo presentó al Ejecutivo y lo aprobó el Concejo Deliberante en 2017.

El auto eléctrico es insonoro, ecológico, compacto y multiuso. El Sero Electric fue presentado en la Feria ExpoBio de San Isidro como novedad para el mercado nacional y empezó a circular en Morón en mayo de 2017.

Tiene cuatro ruedas y no necesita ni nafta, ni gas para movilizarse por una ciudad. Su extensión es de 2,35 metros para un fácil manejo, pesa sólo 340 kilogramos y viene con caja automática con marcha adelante, marcha atrás y punto muerto.

El peso, que debe ser liviano para que pueda desplazarse, es producto de la conjunción de una estructura o chásis de aluminio de alta resistencia con una carrocería de fibra de carbono.

Hay dos modelos: sedán y camioneta y el valor oscila entre los 160 y los 210 mil pesos.

El Sero Electric se mueve con baterías eléctricas y la carga se realiza cada siete horas. Las baterías son de ácido gel y rinden hasta 70 kilómetros según la potencia que se utilice.

La fábrica de Pablo Naya, su diseñador y fabricante estaba radicada en Villa Luzuriaga, La Matanza, pero se trasladó al Aeródromo de Morón donde funciona el PITAM.

Y el viernes, el intendente Ramiro Tagliaferro la visitó:

En cuanto a las ventas, Naya analizó que “se está vendiendo en áreas privadas pero el no tener la habilitación se complica para comercializarlo de manera más masiva y poder entrar en un ritmo de producción alto”. “Sin la reglamentación no podemos darle la velocidad a lo que es la parte productiva”, completó.

Por otra parte, en cuanto a las exportaciones, recalcó que “se necesita la homologación para poder venderlo en el exterior porque la gente que lo pide, lo hace con la homologación argentina”.

Según la web especializada en industria automotriz Autoblog.com, demandó una inversión de cuatro millones de dólares y cuatro años de trabajo. Y comenzó a producirse en 2015 en la fábrica de motos Da Dalt, con el objetivo de llegar a las 150 unidades para fin de año. El lanzamiento comercial será en noviembre, con un precio estimado de diez mil dólares.

El Sero Electric es el sueño del empresario Pablo Naya, propietario del concesionario La Voiture (Citroën), en sociedad con otros inversionistas. Entre ellos se destaca Pierre Ianni, director de Calidad de PSA Peugeot-Citroën para Argentina y Brasil.

El vehículo mide sólo 2,35 metros y su diseño está basado en el Movitron Teeneritaliano.

Mientras tanto, el Sero Electric podrá ser utilizado en ámbitos cerrados con fines industriales, de seguridad, traslado en barrios privados y aeropuertos.

La planta de Da Dalt en Villa Luzuriaga se trasladó a Morón y continúa con la producción de algunos triciclos motorizados de carga, pero está prácticamente copada por el Sero Electric. En la actualidad trabajan 15 personas, pero se espera formar un plantel de 50 empleados.

Autoblog entrevistó a Pablo Naya para conocer más detalles del auto eléctrico argentino.

-¿Qué significado tiene el lanzamiento industrial del Sero Electric?

-Para nosotros es el día que marca el comienzo de la producción de nuestro auto eléctrico. Y lo consideramos un día histórico, porque es el primero en su tipo en la Argentina.

-¿Cuánto se trabajó para llegar al día de hoy?

– Fueron cuatro años de trabajo y miles de horas de desarrollo para llegar al punto de estar listos para comenzar con la producción. Además, demandó una inversión de casi cuatro millones de dólares. Pero consideramos que todo el esfuerzo valió la pena, porque estamos ante un auto que también nos enorgullece como argentinos: el 85% de sus piezas son nacionales, cuando el promedio de la industria automotriz local ronda el 30%.

-¿Cuáles son los componentes importados?

-El motor, el controlador y el diferencial son importados, porque no existe producción nacional por el momento.

-¿Cuál es el objetivo de producción de Sero Electric para el 2015?

-Este año planeamos producir 150 unidades, esperamos llegar a 300 en 2016 y el objetivo es estabilizarnos en 500 anuales a partir de 2017. En la actualidad trabajan 15 personas, pero el objetivo es llegar a un plantel de 50 empleados. A eso hay que sumar otros 50 puestos de trabajo indirectos, que crearon nuestros proveedores para atender la demanda del Sero Electric.

-¿Cuándo será el lanzamiento comercial?

-Estimamos que se lanzará a la venta en noviembre. Calculamos que ya para esa época tendremos el producto con la calidad necesaria para ser comercializado.

-¿Tienen un precio estimado de venta al público?

-Calculamos unos diez mil dólares, que es el precio con el cual lo estaremos exportando. A partir de ahí, más adelante tendremos un panorama claro sobre su precio.

-El Sero Electric hoy no se puede usar en la vía pública, al no estar homologado, ¿pero se está trabajando para lograr un permiso de uso en la calle?

-Sí, estamos haciendo muchas gestiones con gente del Gobierno nacional, provincial y municipal para poder conseguir la normativa necesaria para que un auto como el Sero Electric pueda circular por la vía pública.

-¿Qué es lo que falta para lograr ese permiso?

-La categorización. En todo el mundo existe una categoría para este tipo de modelos, que normalmente se denomina L6. Es una categoría que existe en Europa y Estados Unidos, que permite la circulación de vehículos eléctricos de hasta 350 kilos y una velocidad máxima de 45 km/h.

-¿Cuáles son las características técnicas básicas del Sero Electric?

-Hoy estamos trabajando con baterías de ácido de ciclo profundo, pero esperamos en el futuro utilizar baterías de litio, pero eso también incidirá en los costos. El motor tiene una potencia máxima de 8 kw (10,8 cv) y tiene una autonomía de 65 kilómetros con batería de gel. Con baterías de litio estimamos que llegará a los 120 kilómetros. La recarga es sencillísima: se enchufa a un toma eléctrico doméstico y entre cinco y siete horas se carga por completo.

-Del lanzamiento industrial de hoy al lanzamiento comercial de noviembre, ¿qué es lo que falta por definir?

-Tenemos que terminar con el desarrollo de las otras carrocerías. Hasta ahora tenemos un modelo de dos plazas y nos falta desarrollar la versión de cuatro plazas y la pick-up, que podrá cargar 150 kilos y un gran volumen.