- Publicidad -

Pornografía Infantil: En 19 meses, la Fiscalía N° 5 recibió 81 casos. Es la referente del Departamento Judicial Morón en investigaciones sobre producción, difusión y publicación de pornografía infantil en zona oeste. El Código Penal establece condenas de seis meses a cuatro años de prisión.

(por Sebastián Zárate).- Pornografía Infantil: En 19 meses, la Fiscalía N° 5 recibió 81 casos. La Unidad Fiscal de Instrucción y Juicio N° 5 de Morón confirmó a Anticipos que en 19 meses recibió 81 causas por publicación y difusión de pornografía infantil en páginas de Internet, delito por el que también se condenó a tres personas.

La UFIJ N° 5 tramitó estos expedientes desde marzo de 2015, cuando fue nombrada por la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires como referente del Departamento Judicial Morón– que abarca MorónHurlinghamItuzaingó Merlo– en investigaciones sobre producción, difusión y publicación de pornografía infantil en sitios web y redes sociales como Facebook, Instagram, Youtube y Twitter.

El artículo 18 del Código Penal establece una pena de seis meses a cuatro años para quien «produzca, financie, ofrezca, comercie, publique, facilite, divulgue o distribuya, por cualquier medio, toda representación de un menor de dieciocho años en actividades sexuales o difunda sus partes genitales con fines sexuales».

- SUSCRIBITE GRATIS -

La UFIJ N° 5 la integran los fiscales Claudio Oviedo y Patricio Pagani y la fiscal Cecilia Corfield. El trabajo que la Procuración de la Provincia de Buenos Aires les asignó lo realizan junto con la Delegación Morón de la Policía Federal en el marco de un convenio que firmaron las Procuraciones Nacional, Provincial y de la Ciudad de Buenos Aires con la ONG de Estados Unidos National Center For Missing & Exploited Children (Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados).

Esta ONG trabaja con autorización del Congreso Norteamericano, que le asignó la tarea de recibir en forma on-line las 24 horas los 365 días del año todos los reportes de las publicaciones con pornografía infantil que se difundan en las redes sociales y páginas web.

«Es un instrumento poco difundido pero muy importante diseñado a nivel global para combatir la pornografía infantil pero fundamentalmente su publicación y distribución», explicó Oviedo durante una entrevista con Anticipos en su despacho el 28 de octubre.

– ¿Cómo identifican a la persona que produce o distribuye en Internet material pornográfico con la participación de menores? – preguntó Anticipos.

– Oviedo: los contenidos de los usuarios son escaneados permanentemente y los casos los denuncia en EE.UU la ONG. A su vez, las empresas de Internet (Facebook, WhatsApp, Microsoft, Google, Twitter, Youtube, Instagram, entre otras), cuyos servidores tienen base en Estados Unidos, están obligadas a denunciar estos hechos porque es un delito y pueden ser sancionadas con importantes multas si no lo hacen.

– Pagani: Las compañías no solamente informan la imagen que se subió. También el IP (número que se asigna a cada conexión a Internet y a cada país le corresponde un grupo de cifras) mediante el cual sabemos el nombre del usuario, su correo electrónico asociado a la cuenta de facebook por ejemplo, la ubicación y la compañía de teléfono de Argentina desde la cual se hizo la publicación. De manera que cuando nosotros recibimos la información en Morón ya tenemos la dirección exacta del lugar desde el que la imagen fue subida. A partir de ahí, iniciamos otro proceso de investigación para averiguar en qué contexto esa persona menor de edad fue captada o inducida para realizar la filmación o tomar la fotografía.

– Ustedes están a cargo de esta tarea de investigación en el Departamento Judicial Morón desde hace un año y siete meses. ¿Qué trabajo consideran que se debe hacer para no tener más 81 causas en ese período y lograr una disminución de este primer índice? 

– Corfield: para que ese número descienda y cuidar a nuestros hijos, es muy importante que los padres estemos atentos a la navegación que los chicos hacen por las páginas de Internet. Por otro lado, debe difundirse a nivel educativo el peligro frente al que los nenes se enfrentan. Cuando estos casos ocurren, podemos estar ante un pedófilo que capta niños para someterlos a una red de trata de personas y venderlos para prostitución infantil, o también podemos estar frente a simples adolescentes curiosos que, sin control continuo de los mayores, se fotografían y autofilman. Las imágenes que los adolescentes suben de su propio cuerpo se propagan y no pueden ser detenidas, por lo que se violenta su pudor y esa exposición frustra su dignidad.

– Oviedo: también es importante que la comunidad conozca la responsabilidad que cada uno tiene al momento de compartir una clave de wi-fi. Nos hemos encontrado con casos en los que las imágenes fueron subidas a Internet desde una casa a la que una persona llegó de visita, pidió la clave y la utilizó para subir imágenes escalofriantes de sometimiento sexual a menores. Por lo tanto, hay que saber que cuando se comparte una clave de wi-fi se está compartiendo también la llave a una ventana muy riesgosa.

Por otro lado, hasta el 30 de marzo de 2016 los casos judiciales por pornografía infantil se habían incrementado en más de 1100 por ciento en comparación con los últimos tres años en los tribunales de la Ciudad de Buenos Aires. En 2015, alcanzaron las 3040 causas y en los primeros tres meses de 2016 fueron 170 los expedientes en los que se investigó ese delito.

Si querés recibir las noticias gratis a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción de Anticipos: 11 5 308 1445.

También podés seguirnos en twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Diario Anticipos

Podés seguir leyendo:

- Publicidad -