- Publicidad -

Un adolescente ebrio y sin licencia mató a un bebé. El chico, de 18 años, no tenía licencia. Manejaba a gran velocidad sin registro y presentaba 0.76 gamos de alcohol en sangre. El bebé de 18 meses jugaba en la vereda.

Le sacó el auto sin permiso a su padre y cuando realizaba maniobras a pocos metros de su casa, atropelló y mató a un nene de un año y medio que jugaba en la vereda, en Villa Tesei.

El joven fue arrestado por la Policía Bonaerense y acusado de homicidio.

Luego del análisis de alcoholemia se supo que tenía 0.76 gramos de alcohol en sangre.

El bebé se llamaba Máximo Escalada (en la foto se ve al padre) y estaba jugando con parientes fuera de su casa, en la esquina de Álvarez Pedro Lángara, cuando el conductor chocó contra otros autos. Terminó sobre la vereda y atropelló al niñito. Luego, intentó huir corriendo, pero fue retenido por los vecinos hasta que llegó la Bonaerense.

El bebé sufrió hundimiento de cráneo. Fue trasladado a la Unidad de Pronta Atención (UPA) y luego derivado al Hospital Posadas.

Pero falleció la madrugada de hoy miércoles a causa de las heridas.

El conductor, de nombre Nicolás Maximiliano Hermosilla, quedó alojado en la Comisaría 4° de Villa Tesei a disposición de la Justicia, que caratuló la causa como «homicidio».

El nene vivía en la casa de al lado del adolescente que causó el siniestro.

Junto al conductor estaba sentado Gonzalo Gabriel Domínguez, un adolescente de 16 años, al que le tomaron declaración para intentar esclarecer el episodio.

- Publicidad -