En una solicitada publicada ayer en LA NACION, personalidades como Waldo Wolff (diputado de Cambiemos y ex vicepresidente de la DAIA), Luis Miguel Etchevehere (presidente de la Sociedad Rural Argentina), el empresario Gustavo Grobocopatel, la activista Graciela Fernández Meijide, los periodistas Marcelo Longobardi, Alfredo Leuco y Fanny Mandelbaum y el poeta Santiago Kovadloff, entre otros, exigen la destitución del juez Rafecas por desestimar la posibilidad de que se reabriera la causa presentada por el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner y algunos de sus funcionarios por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

Ante la solicitada, el referente del Movimiento Evita Edy Binstock envió un correo a esta redacción como respuesta que acá transcribimos textual.

Muchos vamos a firmar esto: (enviar adhesiones a [email protected])

Los abajo firmantes, integrantes de organismos de derechos humanos, abogados, magistrados, docentes, periodistas, artistas, científicos y referentes de distintos ámbitos del quehacer nacional, expresamos nuestro repudio a la pretensión de quienes a través de una solicitada que por estas horas ha tomado estado público, reclaman la remoción del juez Daniel Rafecas, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 3.

Para fundamentar tamaña solicitud, se basan en un fallo del magistrado que desestimó la denuncia presentada por el fiscal Natalio Alberto Nisman, fallo que fuera ulteriormente confirmado por la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal.

No podemos menos que rechazar de plano este grosero pedido de destitución contra el Dr. Daniel Rafecas, fundado en su intervención en aquel caso, intervención estricta, fundada, lógica y normativamente.

Denunciamos persecución contra un juez independiente a través de esta inusitada y repudiable práctica, cuya intención, a no dudar, es disciplinar a todos los operadores judiciales, lo que conlleva, de ser tolerada, a una lesión enorme al Estado de Derecho y a las instituciones de la República.

Quienes suscribimos esta declaración, reconocemos que la actuación de Daniel Rafecas en el ejercicio de su magistratura al igual que en la labor docente, ha sido siempre de un profundo compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y las libertades democráticas.

Es por ello, que hacemos pública nuestra solidaridad con el juez Rafecas, denunciamos este burdo intento de avanzar sobre la justicia y llamamos a su defensa, sin pausa ni concesiones.

- Publicidad -