- Publicidad -

(por Andrés Llinares).- El alfonsinista se «bancó» el acuerdo con el PRO pero luego de las Primarias rompió el silencio. «No tenemos representación», dijo y se volcó a Progresistas arrastrando un sector del radicalismo descontento con el PRO.

«Nosotros tratamos de ser coherentes (con la decisión de la Convención de Gualeguaychú) cuando en las PASO hubo candidatos radicales. Pero como ahora no hay, apoyamos la lista de Progresistas que lleva a Mario Mazzitelli como candidato a intendente y a Sandra Yametti como primera concejal», dijo a este medio el concejal radical Marcelo Joaquím.

La decisión escinde un «amplio sector de la UCR», agregó Joaquím. Y es que en la Convención de Gualeguaychú del 14 de marzo, el senador Ernesto Sanz planteó una alianza con el PRO y se impuso sobre la negativa del ex vicepresidente Julio Cobos y el diputado nacional Ricardo Alfonsín.

Todos acataron. Joaquím en Morón se llamó a silencio y su equipo, de corte alfonsinista, renunció a los puestos que ocupaba en la conducción del partido.

El Comité Central Morón que preside Carlos Legorburu siguió adelante y negociaron con el macrista Ramiro Tagliaferro dos lugares en la lista de concejales. Pero no llegaron a concretarlo. Así fue que la UCR preparó su propia lista, florecieron dos más, y se presentó a Primarias fraccionada en tres partes para meter la minoría. Joaquím siguió en silencio.

Pero el 9 de agosto la UCR no sólo no metió la minoría (25 % de los votos) sino que hizo una elección que no esperaba. La lista oficial que lideró Carlos Ulloa llegó sólo al 3,58%. Le siguió la de Roque Sabbatella (nada que ver con Hernán) con el 2,05%. Y por último, Italo «Catamarán» Selser Gonzalo «nunca quise ser concejal» Sánchez Rey con el 1,36%.

Luego de las PrimariasJoaquím le dijo a Anticipos«la UCR se quedó sin representación. No estamos en la lista de Cambiemos. Por lo tanto, en un amplio sector de la UCR existe un sentimiento mayoritario de votar la fórmula que encabeza Margarita Stolbizer y que en Morón representan Mazzitelli y Yametti. Ahí vamos a estar nosotros trabajando».

Desde el 2014 el concejal alfonsinista Joaquím hizo campaña contra el acuerdo con el PRO. Pero luego de la derrota en la Convención de Gualeguaychú, acató la decisión dando un paso al costado. Y no caminó las tres cuadras que separan su despacho de las oficinas del macrista Tagliaferro. Dejó al Comité Central que negocie. Ahora se siente en libertad.

Como siempre se opuso al acuerdo, en un acto «de coherencia, al quedarnos sin representación dentro del acuerdo, muchos radicales queremos acompañar a Progresistas porque es el espacio de centro-izquierda con el que más coincidimos».

– Tu decisión, ¿no es funcional al kirchnerismo? – le pregunté con el casco puesto.

– ¿Cómo? Ni Margarita Stolbizer ni su partido, el GEN, ni el alfonsinismo bonaerense, ni el socialismo, estuvo de acuerdo con el pacto con el PRO. Los funcionales son los dirigentes del Frente Renovador, ahora UNA, el massismo, que tiene mayor afinidad con Macri que con Margarita. Si Sergio Massa hubiera sido el candidato a gobernador de un Macri candidato a Presidente, el Frente para la Victoria estaría muy complicado. Pero ni Massa ni Macri se pusieron de acuerdo y los resultados demuestran quién tiene las de ganar. ¿Qué le quedó al electorado? Tres propuestas similares: la de Macri, la de Massa y la del candidato a Presidente Daniel Scioli del Frente para la Victoria. Pero nosotros ofrecemos una alternativa, algo completamente distinto desde la decencia y la calidad institucional. No sólo por Margarita, también por Mazzitelli y Yametti – me respondió Joaquím.

Por el momento, el Comité Central de la Unión Cívica Radical no salió a responderle al concejal.

- SUSCRIBITE GRATIS -
- Publicidad -