- Publicidad -

Lucas Ghi y vecinas se reunieron con el juez de Morón, Claudio Mele. En los próximos cinco días, el Organismo Provincial OPDS, que no se presentó a la audiencia en Tribunales, debe informar si la antena, instalada en 2010, está funcionando.

El intendente Lucas Ghi y cuatro vecinas del Barrio Seré de Castelar Sur se reunieron el miércoles con el juez Claudio Antonio Mele, titular del Juzgado Correccional 2 de Morón, donde se tramita un recurso de amparo presentado contra la empresa Telecom-Personal, firma que instaló, sin habilitación, una antena de telefonía celular en la calle Coronel Arena 3531.

Telecom-Personal instaló la antena en 2010 en la parte trasera del terreno de una casa particular, cuyo propietario, un vecino del barrio, alquiló el espacio para que la empresa instalara ese artefacto que es perjudicial para la salud de los habitantes de la zona.

Según explicó a este diario la vecina Miriam Romero, la empresa instaló la antena en septiembre de 2010. Luego, el Estado Municipal la clausuró y re-cién en noviembre de 2011 Personal presentó la documentación que «está incompleta en el expediente».

A la instalación de estas antenas las regula la resolución 144/2007 del Mi-nisterio de Infraestructura Provincial.

Por ello, agregó Romero, los vecinos denunciaron esta irregularidad de Telecom-Personal ante el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable, cuyos funcionarios no sólo no respondieron, sino que el miércoles tampoco se presentaron a la audiencia.

Por esta ausencia del OPDS, el juez Mele fijó el miércoles un plazo de cinco días habiles para que el organismo provincial informe si esa antena de telefonía celular está o no funcionando.

«El juez interpretó claramente lo que dispone la resolución 144: que la autoridad de aplicación es el OPDS que hoy, desafortunadamente, no se presentó a la audiencia. Por lo tanto, mientras se resuelve la cuestión acerca de si esa antena puede instalarse o no, yo le pedí a la justicia que con celeridad le solicite al OPDS que comunique si esa antena está funcionando. El juez fijó un plazo taxativo de cinco días para que ese organismo presente el informe», explicó Ghi.

– Intendente, si el OPDS hoy no vino a la audiencia, ¿usted cree que va a presentar ese nuevo informe?

– Si no lo hace estaría desoyendo a la justicia.

– Porque la empresa Telecom-Personal instaló la antena en 2010.

– Sí, sí. Pero una cosa es la conducta de la empresa y otra la de un organismo oficial. Todos debemos ajustarnos a derecho. Si el OPDS, que hoy no vino, además desoye la resolución de un juez, la situación es grave. Quiero creer que el OPDS va a cumplir y dará una respuesta concordante con la documentación que hay en el expediente, donde hay un informe de la CNC (Comisión Nacional de Comunicaciones) que dice que la antena no funciona.

¿Por qué no quieren la antena las vecinas de Castelar?

Según la vecina Miriam Romero, estas antenas como la que Personal instaló en Castelar Sur «emiten radiación electromagnética no-ionizante y afectan la salud de las personas en varias cuadras a la redonda».

Romero explicó que esta antena está a 120 metros de la Escuela Primaria 50 y a 300 metros del Club Juventud Unida.

 

- Publicidad -